Política
Domingo 04 de Diciembre de 2011

En Malargüe el Concejo Deliberante renueva mañana la mitad de sus integrantes

Tres de los cinco concejales que ingresan al cuerpo deliberativo ocupan por primera vez un cargo público. La sesión especial para la asunción de los nuevos ediles se realizará el martes a la tarde 

En medio de un clima convulsionado por la reciente resolución de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza de proceder a la destitución del concejal José Gabriel Ferrero y una presentación judicial impulsada por una candidata del Frente para la Victoria, el Concejo Deliberante de Malargüe renovará la mitad de sus miembros.

La Junta Electoral provincial proclamó a Juan José Narambuena y Eduardo Coria como concejales electos el 23 de octubre por el Frente para la Victoria; a José Emilio Oyola, de Compromiso Popular; Liliana Martínez por el Frente Cívico Federal; mientras que a Patricia Cecconato ingresa por el Movimiento Popular Malargüino y tres listas colectoras más que la llevaban como postulante en primer término.

Nilda Tapia, que figuraba en tercer lugar en la lista de concejales del Frente para la Victoria, interpuso una acción de amparo en el Juzgado de Paz de Malargüe el 17 de noviembre solicitando que no se dejara asumir a Cecconato a raíz de que la Junta Electoral había sumado las boletas de las agrupaciones políticas en las que figuraba que no habían obtenido el 3% de los votos, como marca la legislación, pero que el organismo fiscalizador ha rechazado en fallos anteriores al privilegiar la intención del votante al momento de elegir su representante. La misma junta cuatro días después rechazó la medida precautoria por considerarla “improcedente” y porque “altera los mecanismos constitucionales en materia de títulos de cargos públicos electivos”.

La sesión especial para tomarles juramento de estilo a los ediles electos se realizará el martes 6, a las 19, en la sala Doctor Ricardo Balbín del cuerpo deliberativo.

Diferencias internas en los bloques

Una vez que se produzca la toma de posesión de sus cargos por parte de los flamantes ediles, el Frente para la Victoria contará con cuatro bancas (Juan José Narambuena, Eduardo Coria, Jorge Marenco y Fabián Pérez); la Unión Cívica Radical dos (Roberto Salinas y Norma Pagés de Agüero), el Movimiento Popular Malargüino quedará con otras dos (la que dejó vacante Ferrero, que sería ocupada por Angélica Morales, y la de Patricia Cecconato); mientras que con una estarían el Frente Cívico Federal (Liliana Martínez) y Compromiso Popular (José Emilio Oyola).

La movediza vida política local hace que posiblemente esa no sea la realidad a la hora de votar porque Coria y Marenco en las últimas elecciones expresaron su público apoyo al candidato a intendente de Compromiso Popular, el ex intendente y diputado Raúl Rodríguez, por lo que podrían incluso ser parte del bloque que presida Oyola.

Roberto Salinas, que ingresó hace un año y medio por el radicalismo, se ha manifestado como “independiente” y tiene grandes coincidencias con la gestión del reelecto intendente Juan Antonio Agulles, por lo que a la hora de votar en temas cruciales levanta su mano con los justicialistas. Desde el 10 de diciembre tendrá un bloque unipersonal denominado Convergencia Cívica Federal.

Morales y Cecconato, del Mopoma, han tenido en las últimas semanas marcadas diferencias internas, por lo que no es de extrañar que tengan problemas a la hora de la convivencia, pero marcando ambas su oposición al oficialismo.

No sería de extrañar entonces que sólo tres manos se levanten a favor de la gestión en el Ejecutivo, las de Narambuena, Pérez y Salinas, mientras que el resto tenga un claro perfil opositor.

Conflicto de larga data

En el transcurso de la semana José Gabriel Ferrero anunció públicamente que no apelará el fallo unánime de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza que dispuso que debía dejar su cargo, permitiendo el ingreso de quien le sigue en la lista de concejales.

La medida judicial se produjo cuando los magistrados dirimieron a favor del Concejo la solicitud del mismo Ferrero para que se dejara sin efecto el rechazo a su diploma de concejal electo dispuesto por la mayoría justicialista de ese cuerpo.

Ante ello, el dirigente mopomista cargó contra Celso Jaque al sostener que “los tentáculos del poder han hecho que hoy el gobernador tenga uno de cada tres jueces de la provincia y que haya armado una Corte Suprema que le baila a su ritmo”.
 

Comentarios