Más noticias
Miércoles 12 de Octubre de 2011

En Malargüe, proyecto educativo de diversidad cultural

Se realizó el “2do. Encuentro Intercultural” con la participación de representantes de los pueblos originarios

La escuela Sargento Baigorria, ubicada a 8 kilómetros al sur de la ciudad de Malargüe, realizó el “2do. Encuentro Intercultural” con la participación de representantes de los pueblos originarios, a la que se sumaron miembros de las colectividades chilena y boliviana residentes en el departamento.

“La continuidad histórica-cultural de los pueblos originarios de esta geografía nos es propia y por lo tanto se trata de la toma de conciencia de que la causa de las comunidades indígenas de toda América latina, y en particular de la Argentina y la Patagonia, ha estado y estará siempre ligada la suerte de las mayorías popular ” expresó la docente Susana Nestler, al fundamentar el proyecto institucional que reciben entre sus alumnos a una mayoría de niños cuyos padres son bolivianos, chilenos o descienden de los pueblos preexistentes a la llegada de los conquistadores.

La directora, Milena Escobar, dijo “nos hemos planteado procesos de enseñanza y aprendizaje que respeten y convivan con la diferencia, promoviendo la interculturalidad y con ella la crítica a cualquier forma de desigualdad social”

Nilda Espinoza, Presidenta de la Comunidad Boliviana en Malargüe compuesta por unas 40 familias dedicadas, en su mayoría,  al trabajo del agro, agradeció la invitación del establecimiento escolar “para compartir los cantos, danzas, comidas, en definitiva parte de nuestra cultura”

Reconoció a los malargüinos como solidarios, amigos, “nos tratan muy bien a pesar de que nosotros de por sí somos cerrados” dijo

Gabriel Jofré, máximo referente de los pueblo originarios locales expresó, en relación al día del respeto de la diversidad cultural: “para nosotros es muy importante que por primera vez en la historia de la Argentina se haya podido reconocer el respeto a la diversidad cultural y el haber sacado el tinte discriminador que tenía el 12 de octubre anteriormente”.

Y agregó “estamos viviendo un despertar de las culturas, de los orígenes de este territorio y nosotros estamos respondiendo a ese llamado. Actualmente hay gobiernos que se están empezando  sensibilizar en toda Latinoamérica, donde Argentina no es la excepción, y esperamos que se puedan cumplir todos los anhelos de nuestros mayores, que básicamente son las de proyectarnos y poder vivir libremente en nuestros territorios.”

En Malargüe existe una organización que reúne a 25 comunidades mapuches, denominada Organización Territorial Malalweche, que se reúne dos veces al año, en lo que se denomina Trabún, donde se designan las autoridades zonales, además de definir las actividades interculturales para fortalecer y acompañar los conflictos por el territorio, sumado al proceso de fortalecimiento de reafirmación de la identidad.

“En la conquista del desierto hubo una apropiación indebida de nuestros territorios a propietarios que incluso nunca llegaron a saber que tenían tierras acá y con el tiempo algunas tierras fiscales fueron tomadas por apoderados de campo que en nombre de poderes ficticios hicieron firmar papeles a nuestros mayores que luego les sirvió como reconocimiento legal, que hoy en día, en el marco del derecho indígena se está revirtiendo, porque fue ofendida la honestidad y sinceridad de nuestros mayores” sostuvo Jofré.

Estimó que para compatibilizar la diversidad cultural se debe partir del reconocimiento a los pueblos originarios de la activa participación en la gesta emancipadora.

“Hay que hacer un análisis crítico del desarrollo de los 200 años de historia. Nosotros participamos en toda la gesta emancipadora, desde  1810 a 1880 que fue la conquista del desierto y la invasión a nuestros territorios. Cuando se analice la invasión a los territorios  nos vamos a encontrar que la gran parte de la población, tanto de los que vinieron en los barcos como los que estaban desde los orígenes, fuimos desplazados de la historia oficial, en nombre de una homogeneidad, de una monocultura. Hoy debemos plantearnos la interculturalidad desde ese debate histórico donde podamos reconocernos que todos fuimos parte de esa gesta, empezando por San Martín que pidió permiso al Toki Pehuenche para cruzar la cordillera. Una vez que hayamos realizado este proceso será necesario también reconocer que la conquista del desierto fue ilegal y un verdadero genocidio, con esa base se podrá seguir hablando de todas las culturas”, concluyó.

 

Comentarios