Más noticias
Lunes 26 de Diciembre de 2011

En Malargüe, se entregaron viviendas sociales

El municipio de Malargüe entregó tres viviendas sociales en la víspera de nochebuena a otras tantas familias que venía asistiendo desde hace tiempo a través de la Dirección municipal de Desarrollo Social.

Las unidades habitacionales se suman a otras nueve entregadas en el transcurso de este año, ubicadas en barrio Nueva Esperanza, en la zona sur de la ciudad.
 
“Este es el sueño de tres familias que han sido contenidas desde hace muchos años por el municipio, en el acompañamiento de no tener de su vivienda y por lo tanto ayudarles en el pago de un alquiler” indicó la responsable del área social de la comuna Nanci Bernardita Ruarte.
 
Las unidades tienen todos los servicios, constan de 39 metros cuadrados, un salón que puede ser dividido a gusto de los adjudicatarios, un núcleo húmedo compuesto por un baño con los sanitarios y las instalaciones de cocina con una mesada, contrapiso, revoque,  enlucido de paredes y techo de zing. Su costo asciende a un total de $ 22.000 en materiales, más la mano de obra que se ejecuta por personal municipal. Con ellas se reemplazó el característico módulo habitacional.
 
Las beneficiadas de las tres soluciones habitaciones son jefas de hogar, con varios hijos a cargo, que se han comprometido a pagar una cuota mínima simbólica que deberá fijar el Honorable Concejo Deliberante en la Ordenanza Tarifaria 2012.
“Tenemos en ejecución 12 viviendas más, cuyos trabajos en terreno han comenzado, para poder entregarse el año próximo, como una manera de ir solucionando el déficit tan grande que existe” expresó la funcionaria.
Junto a las llaves de las casas se hace entrega, sin cargo, de un plano municipal que permite la ampliación bajo las normas constructivas vigentes en el departamento.
 
Alejandra, una de las adjudicatarias, madre de cuatro hijos, tras expresar su gratitud a las autoridades del municipio, emocionada dijo “mi sueño era este, tener mi propia casa. Desde un principio nos dijeron que tenemos que pagar una cuota y estamos de acuerdo para poder tener nuestro techito y que otras personas que están en la misma situación que nosotros más adelante también puedan tener esta alegría”.
 
“Yo estaba viviendo en una piecita de adobe, de 3 por 4, que se nos llovía con el calorcito porque se transpiraba la chapa. Hoy tener nuestra casa y tan linda es espectacular” consignó Griselda Sepúlveda, que también se vio beneficiada con la entrega.
 
Por su parte, el intendente Juan Antonio Agulles mencionó que dentro de las obras que ejecuta su administración “la vivienda es lo más significativo y más cuando se trata del rubro social porque están destinadas a la gente más vulnerable, con mayores necesidades”.
 
El jefe comunal rescató que el dinero para realizar las casas provienen del presupuesto municipal.

 

Comentarios