Economía
Viernes 02 de Septiembre de 2011

En Malargüe se reunieron los comerciantes y los representantes de la minera "Vale"

El encuentro fue en el marco del convenio de compre mendocino  que rige a la hora de adquirir elementos para ese yacimiento.  

Representantes del Consorcio Río Colorado, que tendrá a su cargo la construcción de las instalaciones de la infraestructura de la mina de sales de potasio de la minera Vale, se reunieron con comerciantes, prestadores de servicio y transportistas de Malargüe para confeccionar un listado proveedores locales en el marco del convenio de compre mendocino rige a la hora de adquirir elementos para ese yacimiento.

Claudio de Vita, Gustavo Molina y Carlos Flanigan, responsables de compras del Consorcio conformado por el Grupo Techint, la constructora brasilera Norberto Odebrecht y Odebrech Argentina, compartieron el encuentro en las instalaciones de la Cámara de Comercio, donde informaron que en los próximos meses el grupo empresarial instalará una oficina y un depósito de materiales en la ciudad.

“Vinimos a mantener una reunión para solicitar los antecedentes y datos para conocer con qué tipo de comercios podemos contar en Malargüe a la hora de adquirir productos o servicios para los trabajos” dijo Flanigan.

Agrego, “como el Consorcio se encargará de la construcción de toda la mina, se necesitarán transportes, hormigón, elementos de construcción alojamiento para la gente que se incorporará del resto de la provincia que deberá participar de cursos de inducción para el ingreso a la mina, ferretería, tornería, talleres mecánicos, de todo…”.

Opinó que “esta es una obra muy grande y, sin desmerecer, no creo que Mendoza y Neuquén tengan la capacidad de proveer de tanta gente y equipos que se van necesitar”.

Actualmente estas empresas cuentan con 200 personas trabajando en el yacimiento, pero antes de fin de año llegarán a ser 900.

Flanigan recomendó a los prestadores de servicios y comerciantes malargüinos que deberán ajustar sus precios a los valores de mercado, como una forma de competir con otras empresas de la provincia, máxime sabiendo que ellos corren con la ventaja de estar radicados a una menor distancia del obrador.

También será necesario cambiar algunos hábitos culturales, como el cerrar negocios a la hora de siesta.

“Nosotros trabajaremos todos los días del año en horario corrido, cuando requerimos algo, por alguna urgencia, necesitamos respuestas urgentes, no podemos esperar que alguien esté dispuesto recién después de las cinco de la tarde. Los comerciantes tienen que tomar conciencia que este es un trabajo de dimensiones importantes, que va a demandar algunos cambios respecto de la agilidad en la entrega de materiales, pero que a la larga beneficiará a los proveedores” sostuvo el vocero.

José Ten, que cuenta con una planta de fraccionamiento de agua mineralizada,  tras la reunión puntualizó  “este es el primer paso para todos los comerciantes y proveedores de servicios del departamento se pongan las pilas, porque sino las empresas terminarán comprando en otro lugar. Ya hay que ponerse a pensar cómo se mejorará la logística para ofrecer mejores servicios, garantizar los mismos y bajar costos para ser competitivos”.

A su turno, “esta es una posibilidad muy importante de desarrollo y trabajo para Malargüe, como comerciantes y empresarios tenemos que traer soluciones, no centrarnos tanto en los problemas. Debemos ser capaces de estar en condiciones de igualar o mejorar nuestros servicios y productos para que nos compren, de lo contrario estaremos perdiendo una gran oportunidad de desarrollo”.

 

 

Comentarios