Economía
Lunes 19 de Septiembre de 2011

En Malargüe sigue el corte en los yacimientos petroleros

Se cumplen hoy 14 días del corte al yacimiento petrolero de Fortunoso llevado a cabo por un grupo de familias puesteras que reclaman a YPF ser reconocidos como superficiarios del lugar.  

El pasado miércoles , a primeras horas de la mañana, estos pobladores bloquearon los accesos al sitio, ubicado a unos 150 kilómetros al sur de la ciudad de Malargüe, por lo que desde entonces se han visto afectadas las acciones de las empresas que operan en la zona.

Lucila Mansilla, una de las manifestantes, relató  “el reclamo que estamos haciendo nosotros es por el daño ambiental que ha hecho YPF en el campo  y porque se nos están muriendo los animales. Hay caños aéreos que impiden el libre tránsito para alimentarse de los animales grandes, vacunos y caballos. También hay problemas de contaminación por los gases tóxicos que salen de algunos pozos. Reclamamos algo justo para todos, tanto para los trabajadores petroleros como para nosotros. Estamos pidiendo una reparación por la servidumbre y por daños ambientales”.

A lo que hermano Luciano agregó “queremos dejar aclarado que no hemos impedido a las empresas contratistas que saquen los equipos u otras cosas que tienen dentro del campo, lo que hicimos fue cortar el paso de la gente de YPF y del personal de las empresas chicas para que no siguieran haciendo los trabajos, pero siempre les hemos dicho que pueden sacar lo que tengan adentro. La relación con la gente de esas empresas en buenísima. Las baterías han seguido funcionando normalmente porque hemos dejado que el recorredor (supervisor de esas instalaciones)  junto con un miembro de nuestra familia siguiera haciendo su labor para que no haya ninguna pérdida. El petróleo sigue saliendo de los pozos normalmente, tal vez que se haya parado algún pozo en estos días por falta de mantenimiento, pero nada más.”

Ambos expresaron voluntad para llegar a un acuerdo. En ese sentido, se había programa una reunión para esta mañana en la Subsecretaría de Hidrocarburos de la provincia, pero ellos no asistirán.

“Queremos llegar a un acuerdo, pero necesitamos que vayan al campo a hablar. Para mañana (por hoy) se nos había propuesto una reunión de mediación en la casa de gobierno de Mendoza, pero la familia decidió no ir porque el conflicto es el puesto”, dijo el hombre.

Los Mansilla recordaron que hace más de 100 años sus antepasados llegaron a Fortunoso, que desde hace 30 años hay explotación petrolera en la zona y que el reclamo por vía legal para que se les reconozcan sus derechos lleva “bastante tiempo”. Al no haber obtenido una respuesta comenzaron a tomar medidas directas para obtenerlos. En el mes de marzo efectuaron un corte similar al que ahora ejercen, por espacio de 9 días, pero ante una promesa de negociación lo levantaron. Al no haber haberse cumplimentado esa instancia decidieron retomarlo.

“Tenemos una mensura aprobada por Catastro de Mendoza, la posesión de terreno pagada y los impuestos están al día”, puntualizó Lucila, para argumentar que su familia tiene documentación respaldatoria como propietaria del lugar, aunque carecería de la escritura correspondiente.

De la entrevista con UNO, además de Lucila y Luciano, participaron sus hermanas Sandra y Miriam, junto a sus ancianos progenitores, Ibrahim Sacarías Mansilla y Mirta Mendoza.

Junto a la empresa YPF se han visto afectadas, entre otras, las compañías de servicios petroleros San Antonio, Pride, M y G y Huinoil.

YPF, por su parte, continúa con la postura dada a conocer en el momento de conocerse el conflicto, en el sentido que “no le paga ni le pagará a superficiarios que no acrediten la titularidad de las tierras.”

 

Reconoce que el impedimento para acceder al yacimiento por parte de la familia Mansilla “genera una afectación en la zona de operación” y que “la compañía mantiene una relación con más de 150 superficiarios en toda la provincia, con quienes sostiene una armónica relación.”

 

 

Comentarios