San Rafael
Lunes 12 de Septiembre de 2011

En memoria de un gran hacedor

Se cumplió un nuevo aniversario del nacimiento de Tico Russo, un visionario que transformó el perfil económico del departamento al abrir las puertas del turismo  

El aniversario del natalicio sirve como excusa ideal para rescatar la memoria de un verdadero visionario que se entregó con pasión a la concreción de un sueño que cambió para siempre el perfil de San Rafael.
Su legado emerge del olvido con la sola mención de su nombre.

Los recuerdos del “Chacho”

Juan Manuel Chacho De la Reta se entusiasma con los recuerdos y clavando su vista en el encuentro de la pared con el techo empieza un relato que en más de una oportunidad le arranca una sonrisa, como de incredulidad, por el resultado logrado.

“Mi relación con Tico comienza en el contacto que él busco conmigo, porque allá por mediados de 1985 yo tenía un programa en la radio en el que hablábamos de windsurf, un deporte que por entonces era novedoso y ganaba día a día mayor cantidad de adeptos”.

“Tico vino a verme para hablarme del pentatlón y antes de que nos diéramos cuenta ya estábamos trabajando en la primera edición. Tené en cuenta que esto que te cuento fue en agosto de 1985 y la primera edición se hizo en enero de 1987”, relata sonriendo.

Chacho cuenta que “él tenía todo en su cabeza. Era como si estuviera viendo una película que pasaba por su mente y nos la iba contando a nosotros para que pudiéramos entenderla. Sabía que solo no podría llevarla a cabo, por eso buscaba ayuda permanentemente. Homero Pellegrini, Ricardo Medrano y Luis Vizcaíno fueron algunos de los que escucharon su prédica y lo apoyaron”.

En este punto del relato, nuestro interlocutor apoya un codo en la mesa y posa su mano en la cabeza, y dice: “Vos pensá que cuando se realizó la primera edición del pentatlón, Las Leñas tenía más camas que San Rafael y prácticamente no existía el rafting. Él fue también el primero en hacer un descenso en gomón, porque así se llamaba entonces, y a nadie se le ocurría sacar a pasear a un extranjero para mostrarle los mil y un recovecos que tiene San Rafael”.

Más recuerdos

Jorge Luis Chacón, camarógrafo de Publicine que filmó muchas de las imágenes que dieron la vuelta al mundo, es otro de los “soldados” que tuvo aquel ejército. Su imagen prácticamente colgando de un helicóptero para filmar las escenas de la competencia son parte de la iconografía que remite al evento.

“Te cuento una sola anécdota: en medio del pentatlón, con los competidores corriendo, veníamos por el cañón en su trafic. Tico me convidó un chicle. Yo lo desenvolví, me lo metí en la boca y tiré el papel por la ventanilla. Frenó en seco y me hizo volver a buscar el papel, recogerlo y recién cuando lo encontré, pudimos seguir. Eso era Tico: la visión puesta en la totalidad y al mismo tiempo en todos los detalles”.

Epílogo

Finalmente la historia cuenta que su vida se apagó una mañana de octubre de 1992 a pocos kilómetros de Atuel Norte, el lugar que lo vio nacer en 1956. Pocos saben que nunca ganó plata con el pentatlón o que Guayantú, la agencia de turismo que fundó junto con su cuñado Daniel Trovarelli, fue la primera agencia de turismo receptivo de Mendoza inscripta en la Nación, con un certificado que entregó Francisco Manrique.

San Rafael y su actual prosperidad turística le deben mucho a José Tico Russo. Por eso el homenaje.
 

Comentarios