Política
Jueves 30 de Abril de 2015

En Mendoza, oficialismo y oposición se "unieron" por el río Atuel

El Gobierno de Mendoza debe presentar el 12 de junio próximo una respuesta legal a las demandas de La Pampa. Fiscalía de Estado involucró a todos los partidos y organismos técnicos en esta tarea.

Si hay elecciones muy reñidas en pocas semanas, que no se note. Así podría leerse el clima de la reunión convocada por Fiscalía de Estado para encontrar una estrategia de defensa del Estado mendocino ante la demanda del gobierno de La Pampa por el río Atuel, interpuesta en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 

Esta vez, el reclamo tiene un componente económico, al pedir una indemnización por las pérdidas de la actividad agrícola, en el Norte pampeano, por ejemplo, de protección ambiental entorno a la recuperación de los humedales, por supuesto, entre otros tantos puntos desplegados en más de 3.000 hojas de anexos técnicos y 400 páginas dónde desarrollan los argumentos jurídicos.

Convocados por el órgano extrapoder, los candidatos de las tres fórmulas que pelearán por la gobernación en junio, legisladores de todos los partidos políticos con representación parlamentaria, técnicos de la UNCuyo, de Irrigación, del Ministerio de Infraestructura, de Salud y de Gobierno dieron un señal de convivencia política para anteponer las urgencias electorales y resolver la contienda jurídica a favor de la provincia; contienda que promete insumir muchos más años antes de arribar a un punto final. 

Cada uno de los representantes se llevó un drive para conocer cada aspecto de la demanda y hacer aportes concretos, en reuniones que seguirán con regularidad hasta llegar al objetivo. El miércoles próximo, los enviados de cada sector volverán a trabajar en la presentación. 

De todos modos, las buenas intenciones de “mostrarse unidos” por los problemas de los mendocinos, no alcanzó para que el propio gobernador Francisco Pérez estuviera presente, pero al radical Alfredo Cornejo no le molestó la falta del primer mandatario, invitado a la reunión. De hecho, le restó importancia y evitó polemizar. “No es este el momento”, dijo y repitió, por si alguien esperaba que él lanzara alguna crítica ácida a la actuación del Gobierno en un tema tan complejo. Críticas que siempre terminan por favorecer su grado de conocimiento entre los mendocinos, según comentan sus colaboradores de campaña.

A la vez, la fórmula oficialista encabezada por Adolfo Bermejo rescató el valor del encuentro político y en su caso, como legislador nacional, recordó las acciones realizadas junto con Laura Montero en el Congreso de la Nación, ante la demanda que presentara en su momento un particular pampeano. 

El conflicto con La Pampa requiere de una contestación formal ante los fueros jurídicos el 12 de junio próximo, y en la opinión del radicalismo, la estrategia, o al menos parte de ella, debería ser recuperar los argumentos del fallo de la Corte de 1987, que determinó la interprovincialidad del río Atuel, el derecho de Mendoza para regar con ese agua, más de 75 mil hectáreas y la exhortación a ambas provincias a encontrar acuerdos para el uso del agua excedente, en caso de que los caudales del río aumentaran. 

El principal problema para cumplir con esto es que el río ha dejado de tener el volumen normal y no puede proveer agua para regar la cantidad de hectáreas que el mismo fallo le otorgó a Mendoza, ya que sólo hay agua para regar alrededor de 40 mil hectáreas. La más técnica y clara fue Laura Montero, quién recordó el valor de dicho fallo y recomendó, utilizar el mismo para señalar que ya varios argumentos pampeanos, son cosa juzgada. 

El demócrata Richard Battaggión reflotó la idea de reformar el artículo uno de la Constitución de Mendoza para establecer que la preservación y el uso eficiente del agua, constituyéndolo en una política de Estado, lo que implicaría, entre otras cosas, un plan estratégico. 

►“Estamos tratando de dar una señal política. Hoy es momento de guardar las polémicas. Se nos pidió unidad en la defensa de Mendoza y por eso estamos acá" (Alfredo Cornejo, candidato a gobernador por Cambia Mendoza).

►"Desde el Partido Demócrata queremos que el uso y cuidado del agua tenga rango constitucional, por eso proponemos reformar el artículo 1º de la Constitución” (Richard Battaggión -PD-)

►"Nos hemos reunido para defender los derechos de Mendoza, para demostrar que el tema es una política de Estado por sobre los intereses electorales" (Fernando Simón, fiscal de Estado).

►Miércoles próximo Cada representante de los partidos políticos y de los organismos técnicos involucrados deberá reunirse ese día para avanzar en la estrategia legal para defender los intereses sobre el río sureño.

Más de 27 años de conflicto sin arribar a un acuerdo

La demanda de La Pampa contempla la exigencia de una indemnización mínima de $2.700 millones. La cifra se compone de $100 millones anuales acumulados durante los últimos 27 años, tiempo que lleva La Pampa reclamando que Mendoza deje escurrir agua del cauce sureño hacia su territorio, en función de un fallo de la Justicia que declaró al río interprovincial. 

El cálculo de la indemnización responde a un estudio de daños realizado por Universidad Nacional de La Pampa. Ese cálculo toma en cuenta sólo un caudal muy mínimo, pero se hacen otras cuentas, que implican un mejor caudal, según las cuales Mendoza debería pagar $15.000 millones.
Por Carina Luz Pérez
perez.carina@diariouno.net.ar

Comentarios