Más noticias
Domingo 06 de Noviembre de 2011

En tamaño real o con modelos a escala, siempre se puede volar

El aeromodelismo crece y desde la agrupación El Nevado asesoran para llegar a pilotar un avión radiocontrolado. En tanto en el Aero Club siguen los cursos para piloto, una buena salida laboral 

Desde 1939 la actividad aeronáutica en el departamento pasa por el Aero Club de General Alvear. Con los años más de 200 pilotos se han formado con los instructores de vuelo de la entidad. Sin embargo, en las últimas dos décadas germinó otra pasión por los aviones, la de los modelos a escala.

Las naves a radiocontrol ofrecen un festival particular que atrae por igual a grandes y chicos y tiene su máxima expresión en el encuentro que realiza la agrupación de aeromodelistas El Nevado.

Aeroplanos, jets y helicópteros dirigidos a control remoto son del gusto de la gente que se arrima al sector oeste del aeroclub para disfrutar de un espectáculo fuera de lo común.

“No se trata de un juego, es una disciplina como cualquier otra, un hobby que a uno lo saca de los problemas habituales. Es ideal como terapia para combatir el estrés”, argumentó Luis Lucho Becerra, uno de los integrantes del grupo.

Para un principiante la inversión inicial en un modelo radiocontrolado puede ser de $2.000, y para mitigar el desembolso de dinero todo junto “se puede hacer la compra en partes: primero el radio, después el aparato y por último el motor”, detalló el aficionado.

El control tiene un costo aproximado de $800; el modelo elegido, de los más económicos para empezar es de $500 en adelante y el motor que impulsará la nave ronda los $700. En este sentido, desde la agrupación El Nevado siempre están dispuestos a brindar asesoramiento sin más recompensa que sumar un adepto más a este hobby.

Actividades

La agrupación El Nevado tiene tres eventos fuertes durante el año. Alvear reúne a los aeromodelistas de todo el país al ser sede de una de las tres fechas de la competencia nacional de IMAC (International Miniature Aerobatic Club).

También ofrecen “clínicas de helicópteros” con profesionales que dictan cursos de capacitación: clases de vuelo, mantenimiento y maniobras entre otras actividades.

Por último está el tradicional encuentro de aeromodelistas, que ya cuenta con 11 años de trayectoria. El fin de semana pasado aficionados de todo el país y Chile se dieron cita en Alvear para dejar volar la imaginación a bordo de sensacionales aviones y helicópteros radiocontrolados. Unos 200 modelos surcaron el cielo alvearense durante dos días.

Instructor en la United

El Aero Club de General Alvear festejo este sábado el 72º aniversario, en concordancia con el Día Nacional de la Aviación Civil.

Esta añeja y reconocida institución cuenta en la actualidad con tres naves propias. Dos aviones de trasladado, el Piper Archer, que también funciona como ambulancia, un Cesna 172 y un Piper Tomahawk, que se utiliza para entrenamiento de pilotos. Precisamente este es un de los mayores orgullos de la institución.

De la escuela de pilotos han surgido grandes aviadores y el caso testigo es el de Carlos Jazun, un mendocino que se radicó en Alvear y trabajaba como celador en la Escuela de Agricultura.

“Se entrenó con nosotros y hoy es comandante e instructor en United Airlines en Estados Unidos. Además de aprender a volar por gusto es también una salida laboral. Todos preguntan de dónde sale un piloto de un 747, la mayoría aprendió a volar en un club”, comentaron Roberto García y Jorge Perelli, dirigentes del Aero Club Alvear.
 

Comentarios