San Rafael
Domingo 23 de Agosto de 2015

Enojo vecinal por reiterados robos en casas de Las Paredes

El jueves vecinos y víctimas se enfrentaron con la Policía. La versión del dueño de la casa que sufrió el robo.

Un nuevo hecho de inseguridad en Las Paredes que terminó con la bronca de las víctimas por la tardía respuesta de la Policía, puso al descubierto lo que genera el flagelo de la inseguridad en San Rafael.
Es que la repetición de robos en casas y la falta de recursos de la Policía enfrentó a las víctimas con los uniformados. Este hecho fue informado por la Policía señalando que entre varios habían roto un móvil, aunque no se dijo de la demora en la llegada del móvil, lo que provocó el enojo.
El dueño de la casa robada (y destrozada en sus aberturas y toda revuelta), Omar Chiaramonti, contó a UNO San Rafael lo sucedido el jueves a la noche. “A las 21.55 me llama mi señora avisando del robo, el segundo porque en abril tuvimos otro,  luego empiezan a llamar junto a un primo a la policía”.
Omar, que es empleado en un supermercado y además hace trabajos de carpintería, relató cómo fue el robo. “Nos rompieron la reja del comedor, dos vidrios, un paño fijo de adelante y por el que ingresaron, también la manija del portón, nos sustrajeron las herramientas con las que hago trabajos de carpintería, camperas, un televisor, computadora, dos cascos, ropa que vende mi mujer, un par de zapatillas, botas y una colección de autos a escala”.
Sobre el incidente con la Policía, señaló que “tenemos los registros de las llamadas. La excusa de la policía fue que no tenían móviles, insistíamos con las llamadas, el móvil llego 23. 15 o 23.18, apenas ingresa al callejón de nuestra propiedad atravieso mi auto y el de mi padre y les digo que no los iba a dejar mover hasta que no cayera alguien responsable, un juez, un comisario, alguien que nos escuchara, porque en la zona nos han robado a todos”.
“Mi hermano –continuó relatando- les rompe el vidrio del móvil y en 7 u 8 minutos cayó una Ranger que entró al callejón a unos 120 km/h, la Umar, Canes, Científica, Investigaciones; en esa hora y cuarto que no vino nadie no había móviles, y después en 7 u 8 minutos vinieron todos. Lo de romper el vidrio fue para ser escuchados, no intentamos agredir a nadie, sabemos la realidad que viven ellos, nos cuentan que ponen 500 pesos por mes del bolsillo para arreglar los móviles, queremos ser escuchados por los responsables, no es posible que tengan que poner plata de ellos para arreglar los móviles, en la zona nos han robado a todos, no se salva ninguno”.
Con su hija en brazos y con la resignación y bronca de tener que empezar de nuevo, Omar avisó: "Queremos prevenir antes que un día nos llamen y nos digan 'están apuntando a tu hija con un arma en la cabeza', estamos a nada de que pase eso".
Javier Martín
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios