Más noticias
Lunes 31 de Octubre de 2011

Entronizaron imagen de la Vírgen en el acceso a Malargüe

En el acceso norte a la ciudad de Malargüe se inauguró una plazoleta en honor a la Virgen de los Vientos, original advocación religiosa local.

El nuevo paseo público se cristalizó mediante una acción conjunta del municipio y la iglesia católica. El diseño de la plazoleta y la imagen fueron aportadas por la feligresía, mientras que la comuna colaboró con los materiales y la mano de obra. Una empresa yesera contribuyó con material para cubrir una parte del piso.

“Esta es una nueva advocación, netamente malargüina” dijo el obispo de la diócesis de San Rafael, Mons. Eduardo María Taussig, que participó de la entronización y bendijo la gruta donde fue colocada la imagen de la virgen.

Las actividades comenzaron con una misa en la parroquia Nuestra Sra. del Rosario, que dio paso a una procesión desde allí hasta el ingreso a la ciudad.

Taussig recordó  que en la década 1980 la religiosa Carmelita Misionera Teresiana Hna. Lidia Cejas, por entonces destinada en el departamento, trajo desde su Catamarca natal una figura de la madre de Cristo y la ubicó en el caserío existente por entonces en el ingreso a la ciudad. Ella le dio el título de Virgen de los Vientos para que protegiera a los habitantes del lugar de los fuentes vientos que azotan  la zona. Con el tiempo el lugar comenzó a crecer en cantidad de residentes, convirtiéndose en el actual barrio Virgen de los Vientos. Paralelamente, la devoción popular por la advocación también fue creciendo.

Hace un tiempo un grupo de fieles solicitó el mejoramiento del predio donde se había instalado la virgen, por lo que el párroco Ramiro Sáenz junto a las autoridades municipales pensaron en jerarquizarlo, ideando el un proyecto, realizado por el arquitecto Rubén Juárez, que finalmente se plasmó en la plazoleta. A las vez que se decidió también cambiar la imagen de la Virgen por otra que fuera más resistente a las condiciones climáticas.

En la esquina suroeste del paseo se construyó una gruta de 5 metros de alto donde se ubicó la imagen de la virgen, obra del escultor Ricardo Cubisino Richardi, a ambos costados hay dos pérgolas que simulas ser los brazos abiertos que reciben al viajero, mientras que el suelo fue revestido de piedras trituradas de yeso y carbonilla volcánica.

“Este espacio ha sido creado con mucho cariño a partir del arquitecto Juárez, que trabaja con la Iglesia, de los empleados municipales  que trabajaron en este lugar que soñábamos con ponerlo en valor para cumplir en deseo de muchos pobladores de este barrio del norte de la ciudad” expresó el intendente Juan Antonio Agulles.

 

Comentarios