Zona sur
Domingo 31 de Julio de 2016

“Es imposible compartir agua del río Atuel haciendo solo impermeabilización de cauces”

Lo dijo Alejandro Gutiérrez, consejero del río Atuel, tras la reunión del comité de seguimiento del conflicto con La Pampa.  

La primera reunión oficial de la comisión de seguimiento del conflicto con La Pampa por el uso de las aguas del río Atuel dejó mucha tela para cortar.
Además de los argumentos que se esgrimieron con respecto a la estrategia de defensa que debe llevar adelante Mendoza, hubo dos aspectos que sobresalieron. Por un lado estuvo la voz técnica, que luego se hizo oficial por parte de Irrigación, que tiró abajo cualquier iniciativa que implique compartir agua del río Atuel con La Pampa dependiendo de la sola realización de obras de impermeabilización en cauces de riego.
Y en segundo lugar, la decisión de los alvearenses de dejar de estar nada más que a la defensiva y hacerse parte en la causa bajo la figura de “amigos de la corte”.
En tiempos en que sobrevuelan intenciones aisladas de resolver el conflicto apelando a obras de impermeabilización de cauces de riego, el consejero del río Atuel en Irrigación pidió desechar de plano esa hipótesis.
“Es un escenario que no puede contemplarse bajo ningún aspecto. Es imposible compartir agua del Atuel dependiendo sólo del caudal del río”, dijo de manera tajante Alejandro Gutiérrez.
El integrante del Tribunal Administrativo del DGI explicó que en un año que se podría considerar de escurrimiento normal, por el cauce del Atuel deberían correr 1.200 hectómetros cúbicos, pero “en los seis años anteriores en que hubo emergencia hídrica se estuvo distribuyendo casi la mitad de un año normal, unos 580 hectómetros cúbicos. Si en un año de estos peores mejoráramos mediante la impermeabilización de todos los cauces un 30%, por ser auspiciosos, aún así no nos alcanzaría para darle a los productores el agua comprometida por derecho de riego”.
Ante esta situación, Gutiérrez insistió en que “ningún planteo puede venir en compartir agua del Atuel con el caudal sólo del río, la situación debe venir de la mano del trasvase de aguas del río Grande al Atuel, más el resto de las obras. El cambio climático hace pensar que esto llegó para quedarse y la condición de hoy, que tal vez es mejor, para el año que viene cambia rotundamente, tenemos menos nieve y volvemos a sufrir la escasez de agua”, concluyó.
Ponerle freno a La Pampa
La Comuna alvearense entrará de lleno en la causa que se lleva adelante en la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el uso de las aguas del río Atuel bajo la figura de “amigo del tribunal” e invitó a las inspecciones de cauce, regantes, la Cámara de Comercio y organizaciones no gubernamentales para que se sumen.
La figura “amicus curiae” abrirá las puertas para tener acceso al expediente, recopilar información y aportar pruebas, participar en las audiencias y hasta otorgar el derecho de ser oídos por el alto tribunal.
“Tiene que estar claro que los derechos ambientales consagrados en la Constitución son vigentes para La Pampa y para nosotros. No se puede destruir el oasis de Mendoza para satisfacer la necesidad de un sector que no está poblado y no tienen ningún tipo de producción. Hay que ponerle freno a La Pampa, en una actitud beligerante que no los lleva a buscar soluciones de fondo”, dijo el intendente Walther Marcolini.

Comentarios