Mundo
Viernes 10 de Julio de 2015

Es un horno: la temperatura en Europa llegó a 40 grados

Los europeos pasan apuros para encontrar alivio a las temperaturas inusualmente elevadas, pero la agencia meteorológica de la ONU dijo que el continente está mejor preparado que nunca para evitar fallecimientos por el calor.
Desde España hasta Polonia, las temperaturas se han elevado después de que una masa de aire caliente proveniente de África avanzó hacia el norte. En algunas ciudades hubo temperaturas cerca o por encima de los 40 grados centígrados y se espera que continúen elevadas el fin de semana.
Clare Nullis, portavoz de la Organización Meteorológica Mundial, dijo a periodistas el viernes que Europa está "mucho, mucho mejor preparada" para hacer frente al calor que en 2003, cuando decenas de miles de personas perdieron la vida en una ola de temperaturas elevadas, la mayoría de ellas ancianos en Francia.
Ahora muchos gobiernos europeos tienen sistemas de advertencia temprana instalados. Las autoridades francesas se están poniendo en contacto con las personas vulnerables y alentando a los desamparados a que utilicen los baños públicos. En Berlín, el albergue de animales más grande de Europa está permitiendo que los perros se refresquen en una piscina.
Un repentino chubasco iluminado por el sol, el cual estuvo acompañado por un arcoíris, refrescó a las decenas de miles de personas que aguardaban el viernes a que el papa Francisco se presentara en la Plaza de San Pedro en Roma, donde las temperaturas alcanzaron 33 grados C (91 F).
"Primero el calor y luego un chubasco. El Señor es bueno", sostuvo un sonriente Francisco a los fieles, muchos de los cuales sostenían paraguas para mantener a raya tanto al sol como a la lluvia. "Incluso el agua es bienvenida, ya que el Señor la hizo".
Los meteorólogos dicen que es probable que la ola de calor se abata con toda su fuerza sobre Roma el domingo.
Mientras tanto, las autoridades en el estado suroccidental de Baden-Wuerttemberg en Alemania impusieron un límite de velocidad de 80 kilómetros por hora (50 millas por hora) en todas las carreteras de concreto para prevenir accidentes. El calor extremo hace que este material se expanda hacia arriba.
Por su parte, los expertos sopesaban los posibles efectos del cambio climático sobre la ola de calor.
"El calentamiento global generado por el hombre incrementa en gran medida el número de este tipo de olas de calor", afirmó Stefan Rahmstorf del Instituto de Postdam para la Investigación del Impacto del Clima en un comunicado, en el que mencionó las temperaturas elevadas en Europa, así como en Pakistán, la India y el oeste de Estados Unidos.

Otros dijeron que es demasiado pronto como para saberlo.
"Es prematuro decir si puede atribuirse al cambio climático o si se debe a una variabilidad natural en el clima", dijo Omar Baddour, que coordina el Programa Mundial de Datos y Vigilancia del Clima, perteneciente a las Naciones Unidas.
Fuente: AP

Comentarios