Economía
Viernes 09 de Septiembre de 2011

Escasa concurrencia de productores al tractorazo

Unas 100 personas salieron a la calle a protestar con tractores, camionetas y automóviles. Jaque estuvo en Alvear pero pasó directo a la zona de campo a inagurar la red monofilar en los parajes.

Un tibio apoyo tuvo el tractorazo convocado por la Organización de Agricultores Alvarenses (ODAA) en la figura de José Herrada y Marcelo Barón.
Alrededor de 100 personas en unos 70 vehículos se dieron cita para marchar por el centro de General Alvear hasta la comuna local.

Después la manifestación, se realizó un bocinazo frente al departamento General de Irrigación y terminaron protestando en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

El petitorio con los reclamos se enfocó en siete puntos centrales: el rechazo a la resolución 3.152 de la AFIP, desechar el convenio con La Pampa por el uso del agua del río Atuel, las deudas de los productores con Irrigación, la modificación del monto de compensación por daños climáticos, la escasez de combustible y una rentabilidad mínima para el agricultor.

Las divisiones entre las organizaciones rurales y empresaria del departamento se hizo notoria en la marcha.

Si bien el reclamo es común a todo el sector, Federación Agraria Argentina (FAA), la Asociación de Productores del Atuel y la Cámara de Comercio ya habían anunciado por medio de un escrito o simplemente llamándose al silencio, que no compartían la metodología de la protesta.

Pese al entusiasmo de los organizadores, la escasa convocatoria fue evidente. Esta situación quedó clara desde que Barón agradeció la presencia de los finqueros y dijo que “no importa si somos 10 o 100, el agro esta cada vez peor”.

Más allá de los internismos, el ánimo de los agricultores cada está por el piso y en los albores de la cosecha la bronca va en aumento.

“Así no damos para más, le va peor al que cosecha que al que no hace nada, a esos le dan ayuda o planes a nosotros nada porque tenemos cosecha, si no sacamos para mantener la finca el resto del año”, les decía casi a los gritos, Juan Pérez, al secretario de Desarrollo del municipio Alejandro Gutiérrez y los concejales oficialistas que estaban en la explanada municipal para recibir los reclamos. En tanto desde atrás, se escuchaba la vos de un productor que les reprochaba a un par de funcionarios comunales “que lindo es tener un sueldo y no pelarse en la finca”.

¿Qué pretenden, que nos vayamos del lugar? Lanzó Nancy Fernández que llegó desde el distrito sanrafaelino Colonia López. “No hay agua para riego, las plantas se secan, no hay combustible y poner un peón, ni hablar”, enumeró la mujer con resignación.

Finalmente el petitorio no llegó hasta las manos de Juan Carlos De Paolo. Los manifestantes decidieron pedir una audiencia ya que el jefe comunal está con parte de enfermo desde hace varios días.

“Mejor se lo damos en mano, vamos a pedir audiencia y esperemos que nos reciba” indicó José “pepe” Herrada. El dirigente, antes de partir, lanzó una advertencia “esto fue una señal y la lucha recién comienza”.

El arco político opositor también se hizo presente. Además de los conejales radicales y el demócrata, se lo vio al diputado ganso Roberto Pradines.

“Los problemas con Irrigación son claros, no existe política de precio en la provincia y es muy grave lo de la AFIP”, expresó.

En este sentido el legislador Demócrata anticipo que el jueves de la semana que viene esperan la presencia en la comisión de economía de la Cámara Baja diputados “del jefe de la región cuyo del organismo para que de explicaciones” por la resolución 3.152.

Jaque pasó de largo

El gobernador Celso Jaque estuvo en General Alvar pero nadie lo vio. Si bien estaba establecida la agenda de actos que desarrollaría el mandatario, nadie sabía a ciencia cierta si finalmente Jaque estaría en Alvear. Además desde la comuna le habían anticipado que De Paolo estaba en cama y el ambiente estaba caldeado por el tractorazo en puerta.

El motivo del viaje era la inauguración de las redes del tendido de monofilar en lo parajes de Cochicó al sur del departamento por la ruta nacional 143 (en el límite con La Pampa) y La Mora por ruta nacional 188.

Al final, mientras en el centro alvearense los productores reclamaban, el gobernador pasó de largo y tras participar de los actos protocolares en las escuelas de los parajes alvearenses, se dirigió a la escuela de la Orqueta y después a Mendoza.

Comentarios