San Rafael
Domingo 07 de Agosto de 2016

Espera una prótesis de cadera hace 7 meses

Urgencia. Por la falta del elemento le han postergado varias veces la operación. Su problema le genera dolor y dificultades en espalda, hombros y rodillas. Se cansó de reclamar al PAMI

Norma Edhit Israelsky es una pensionada de 58 años que hace siete meses espera una prótesis de cadera que le mejore su calidad de vida y le permita continuar trabajando como masajista. En varias ocasiones la internaron para operarla, pero ese elemento nunca llegó. Además, hizo numerosos reclamos a distintos estamentos del PAMI y no logró que le dieran una solución, por lo que recurrió a hacer pública su situación.
Todo comenzó en diciembre cuando determinaron que necesitaba “el reemplazo total de cadera” con una prótesis y le programaron la operación para el 12 de enero de 2016.
Pero ese primer intento se frustró porque ese elemento nunca llegó y “a partir de ahí me empiezan a mover la fecha de operación todos los meses”, aseguró la mujer.
Afirmó que “el motivo es que PAMI no envía mi prótesis, dicen que está aprobada, que han llegado a un acuerdo con la ortopedia Villalba pero jamás la entregan”.
Los distintos “amagues” de cirugía se dieron el 28 de marzo, 12 de mayo, 9 de junio y 7 de julio. El último se registró el viernes 29 de julio cuando le avisaron que tenía que internarse en la Clínica Ciudad para que le hicieran el pre quirúrgico para operarla el jueves 4 de agosto.
“Fui a la Clínica Ciudad, donde me atendieron de forma excelente, pero este miércoles a la siesta me dieron el alta porque me dijeron que no llegó mi prótesis, pedí un certificado de esa situación que indica que me dan el alta por ‘falta de material’, o sea la clínica no es la culpable”, comentó a UNO San Rafael con el papel en mano.
Norma recordó que se ha comunicado con todo teléfono y otras vías posibles para reclamar. “Me he dirigido al ‘PAMI Escucha’ de Buenos Aires y de Mendoza, a distintos responsables de la obra social y a cuanto lugar dice PAMI, tengo los números de reclamo y hoy (por el jueves) me volvieron a llamar para decirme que mi próxima fecha de operación es el 22 de setiembre. Desde enero me vienen cambiando fechas y no me dan ninguna solución”.
Comentó que “el médico me recomendó reposo, entonces yo tengo que seguir mirando la vida desde adentro de mi casa y tomando un montón de remedios. El que más me calma el dolor es un derivado del opio, que dicen que se lo dan a los enfermos de cáncer para aliviar el dolor”.
La mujer manifestó que “se van pasando la pelota unos a otros, la clínica hace todo lo posible por conseguir la prótesis pero no llega, está parada en Mendoza”.
Norma apenas puede caminar con un bastón por el interior de su casa y “a donde voy tengo que moverme en taxi y no llevar más peso que el mío”. Y “mi renguera me genera osteopenia en el coxis y las lumbares y tengo artrosis en el hombre y rodillas. Además una vez me afectó el riñón por mi caminar ‘torcido’, como me dijo mi doctora”.
Pese a su problema, recomendó a la gente que “si como afiliados no nos quejamos y sacamos a la luz todo lo que nos pasa, nunca vamos a tener una solución”.
José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios