Espectáculos
Lunes 05 de Septiembre de 2011

Espiá lo que se viene

Esta primavera predominarán los colores fuertes, la psicodelia y la combinación de estampados. A entrenar las piernas: las plataformas serán la estrella de la temporada. Galería de imágenes: la colección de Ariel Quintana.

Gisela Emma Saccavino
gsaccavino@diariouno.net.ar


Más de 300 mendocinos amantes del glamour asistieron al último desfile de Ariel Quintana, en la bodega Los Toneles, de Guaymallén, motivados por descubrir las propuestas del diseñador para esta primavera verano 2012.

La psicodelia y las formas geométricas con reminiscencias de los años ’60 y ’70, la combinación de estampados, así como las plataformas, fueron las notas destacadas de “Entre colores”, nombre con que Quintana eligió denominar a esta colección de alta costura que exhibe lo que será lo más destacado de las temporadas venideras. Más de 137 modelos se vieron desfilar en la pasarela en U –al ras del piso, en consonacia con la tendencia europea– montada por Gabriel Canci Difusión.

“Como este año mi premisa fue conjugar comodidad y elegancia utilicé telas etéreas, blandas y con muchísimo movimiento, como la muselina de seda natural, el satén de seda natural, tul bordado y las gasas en todos los estilos: texturadas y bordada, entre otras”, contó Quintana.

Los peinados con una fuerte impronta sixtie, obra del coiffeur Martín Bres, constituyeron otro de los platos fuertes de la noche. Es que, como explicó Gabriel Canci, el volumen “alocado” será una de las tendencias más fuertes de la próxima temporada. “Este año se vienen peinados con mucho volumen, aleonados, freezados, con una onda hippie chic”, detalló director y productor del desfile de Quintana, un avezado en materia de moda.

Por su parte, las plataformas se impusieron en sus múltiples variantes, en las creaciones de Vía Victoria Zapatos. Plateadas, de colores definidos, charoladas o blancas –en el caso de las novias–, de cuero y de madera, con cierre o con enormes hebillas, no queda duda de que estos modelos marcan la tendencia de esta temporada. A esto se suman la elegancia y la comodidad, algo que también buscó el diseñador Quintana para sus creaciones.

El desfile se desarrolló en cinco etapas: línea sport, moda “hippie chic”, cóctel, noche y para culminar, novias.

La puesta en escena constituyó otro de los puntos sobresalientes: tal como se lo propusieron los organizadores, la sobriedad y el minimalismo del espacio elegido para el desfile, la bodega Los Toneles, contrastó con los brillos y la estridencia de colores que ostentaron las 30 modelos que lucieron las creaciones de Quintana. Este tipo de montajes son la última innovación de los desfiles de Europa.

Comentarios