Policiales
Martes 09 de Febrero de 2016

Está acusado de violar a su hija, ella lo perdonó y ahora busca recuperar la libertad

El hecho ocurrió en el Valle de Uco y el sospechoso puede recibir hasta 20 años de prisión. Presentó un recurso judicial en medio de la investigación.

Un hombre acusado de haber abusado sexualmente a su hija menor de edad intentó recuperar la libertad, alegando entre otras cosas que la joven lo perdonó, pero la Justicia denegó el pedido y continuará privado de su libertad mientras avanza la investigación.

El imputado de 38 años –no se publica su nombre para preservar la identidad de la víctima- es oriundo de Lavalle aunque el hecho ocurrió en el Valle de Uco. Hace algunos meses, el juez de instrucción Oscar Balmes ordenó su detención tras imputarlo por abuso sexual doblemente agravado por acceso carnal y por ser gravemente ultrajante cometido por un ascendiente. Este tipo de delitos contempla una pena de hasta 20 años de prisión, con una mínima de 8.

La defensa del hombre elevó un pedido de excarcelación ya que el hombre no tiene antecedentes, posee un domicilio fijo y trabaja en la zona, aunque este fue denegado por el juez de instrucción. Los representantes del sospechoso insistieron con el recurso ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal.

Entre las consideraciones se analizó el hecho de que la joven, que ahora tiene 18 años, manifestó durante la pericia que quiere retirar la denuncia contra su padre porque este último le pidió perdón, le aseguró que la dejará seguir viviendo con su tía y sus hermanas más pequeñas extrañan al progenitor.

De todas formas, en el informe psicológico la víctima no negó el hecho del abuso e incluso no se evidenciaron indicadores de fabulación.

Los magistrados Alejandro Miguel -preopinante-, Luis Correa Llano y Ramiro Salinas tuvieron en cuenta que restan pruebas para producir, entre ellas, la declaración en sede judicial de la propia víctima.

Dejar en libertad al acusado podría traducirse en una influencia de este último sobre el relato de la joven, el de su madre y otros testigos, lo que supone un riesgo de entorpecimiento de la investigación y hasta de fuga por parte del hombre.

La conclusión es que "el peligro procesal es lo suficientemente importante para justificar la medida precautoria dispuesta, y en consecuencia, no resulta plausible ordenar la sustitución de la privación de la libertad en un establecimiento carcelario por otro medio coercitivo más benigno", según detallaron los camaristas para negar nuevamente el recurso de excarcelación.
Fuente. Diario UNO de Mendoza

Comentarios