Deportes
Viernes 13 de Noviembre de 2015

Estalló la bomba: se confirmó lo que nadie quería escuchar

Fernando Gago y Gisela Dulko estarían atravesando una crisis luego de que se conociera el rumor de una supuesta tercera en discordia.

El rumor estaba instalado desde hacía varios días, pero la bomba estalló cuando la versión se hizo pública en "Infama". En el ciclo de América hicieron referencia a una supuesta relación entre el futbolista Fernando Gago, esposo de la extenista Gisela Dulko, con quien es papá de Mateo, de 2 años, y Antonella de 3 meses; y Mercedes Tessio, una joven que trabaja en una empresa de telefonía celular y es fanática de Boca.
Según detallaron en el programa que conduce Rodrigo Lussich, la relación entre ellos llevaría varios meses. Sin embargo, la periodista deportiva Debora D'Amato -invitada especial a Infama- se contactó con la supuesta tercera en discordia, quien negó todo: "No lo conozco a Fernando Gago. No hay posibilidad ni siquiera de que haya una foto porque no lo conozco. Esto me perjudica en mi trabajo. Sí soy de Boca y fanática. Pero no lo vi en mi vida a él", se excusó Mercedes quien, al mismo tiempo que estalló el escándalo, le puso candado a su cuenta de Twitter, para evitar que quienes no la siguen puedan leer sus mensajes.
El dato de color: entre sus cuentas seguidas aparece la de Gago, nada raro si se trata de una hincha azul y oro. El rumor se dio en el contexto del domingo 1º de noviembre, Boca salió campeón del torneo local y Gisela asistió a la cancha junto al futbolista, quien siguió el partido con su mujer desde un palco, ya que está recuperándose de una lesión.
Allí se mostraron sonrientes no sólo por la conquista xeneize, sino porque era la primera vez que la pequeña Antonella iba a la cancha con sus padres.
A eso hay que sumarle que el sábado 7 bautizaron a la beba, cuya madrina fue Isabel Macedo, amiga íntima de Dulko, y -según informó Jimena Cyrulnik, también en Infama- la ceremonia transcurrió con calma, amor y emoción. Claro, hasta ese día la inquietante versión no había tomado estado público, ni había llegado a oídos de la exdeportista.
Con el escándalo mediatizado, la pareja, que convive en Nordelta, estaría transitando una fuerte crisis. "Fer me dijo que no conoce a esta mujer que mencionaron, pero su esposa se puso muy mal por todo lo que se habló en los medios", le contó a este sitio alguien cercano al plantel xeneize.
Primicias Ya

Comentarios