Más noticias
Miércoles 05 de Octubre de 2011

Estalló en Luján la guerra de denuncias cruzadas entre el PD y el PJ y la campaña se puso picante

Omar de Marchi y Carlos López Puelles pusieron quinta: el primero acusa al candidato de Jaque de violar la ley electoral, y el director de Escuelas habla de campaña sucia.

Por Javier Polvani

En Luján la batalla electoral está en ebullición, más caldeada que en otros departamentos con escaramuzas verbales y denuncias judiciales entre las principales fuerzas. Los demócratas, que son gobierno desde 1999 en esa comuna, con Omar De Marchi de candidato, pelean contra el aparato municipal, que de la mano del intendente Omar Parisi se mudó del PD al peronismo, y el provincial comandado por Celso Jaque, que ha puesto especial atención en su candidato local, Carlos López Puelles.

Los gansos fueron a la Justicia Electoral a denunciar a al candidato de Jaque y Parisi por violar las restricciones que la ley les pone a los funcionarios públicos en la utilización de actos de Estado en beneficio electoral propio. Le apuntan a las acciones, y la difusión de las mismas, de López Puelles como director general de Escuelas.

Mientras el candidato del Frente para la Victoria se quejó de una campaña sucia en su contra sin denunciar a los autores directamente. “Yo voy a los barrios y la gente me dice que vivo en un barrio en el que no vivo y que por mi culpa a ellos los van a sacar del lugar adonde tienen sus casas porque no me gusta vivir entre gente humilde. Eso no tiene que pasar”, reclamó el director de Escuelas tras inaugurar una ampliación de la Zinni, del centro de Luján.

Frente a la comunidad educativa de esa escuela, López Puelles deslizó que hay una campaña instalada en los medios para perjudicarlo. Luego puntualizó que se refirió a los medios del departamento, aunque no identificó a ninguno en particular. El peronista blanqueó que cree que sus rivales hacen operaciones para enfrentarlo con Parisi con intereses electoralistas.

De Marchi quiere volver a comandar su departamento después de seis años de ser diputado nacional. Pero se encontró enfrente a López Puelles, quien no sólo encarna al gobierno provincial como casi ninguno de los postulantes municipales del PJ sino que sumó a sus filas al actual jefe comunal, ex socio político de De Marchi, a quien heredó en la comuna.

El ganso acusó a su principal rival para octubre por el uso del aparato estatal para hacer campaña, una denuncia más efectiva para poner la lupa sobre López Puelles que para modificar el plan de campaña del PJ en Luján.

Por el medio De Marchi y López Puelles pretende pasar el radical Daniel Rosello, quien depende tanto o más del corte de boleta que el candidato a gobernador, Roberto Iglesias, para hacer una elección expectante. Y entre los tres han armado una exposición impresionante de afiches, pasacalles, panfletos, banderitas en el casco urbano del departamento.
 

Comentarios