Economía
Viernes 26 de Agosto de 2016

Estiman que los ríos del Sur tendrán otro verano con escasez de agua

Lo prevé la estimación preliminar del escurrimiento en los cauces que hace Irrigación. De los seis ríos de la provincia sólo dos se encaminan a tener caudales considerados normales.

Mendoza se encamina a tener este verano su sexto año consecutivo de crisis hídrica. Así lo fija una estimación preliminar del Departamento General de Irrigación (DGI), que anuncia otro año con escasez de agua.
No obstante, según los cálculos iniciales efectuados por el secretario de Gestión Hídrica Mario Salomón, esta temporada habrá dos ríos, de un total de seis, que tendrán caudales considerados normales: el Mendoza y el Tunuyán. Es un dato alentador, porque en el 2015 sólo el río Mendoza registró estándares normales, mientras el Tunuyán, el Diamante, el Atuel, el Grande y el Malargüe no pudieron alcanzar el nivel promedio de caudal. 
Salomón destacó que este diagnóstico es una estimación, porque aún no se han efectuado las mediciones del espesor de nieve que hay en la cordillera, que son las que permiten establecer de manera científica cuál será el escurrimiento que tendrán los ríos durante el verano. Las mediciones se comienzan a hacer en setiembre. Para eso, los técnicos suben en helicóptero y a pie, a distintos puntos del cordón montañoso del Oeste, para medir el espesor de la nieve. De esta manera pueden establecer cuál será la cantidad de agua que bajará por los ríos.
Además de la cantidad de nieve que haya caído durante el invierno en la cordillera, hay dos factores colaterales que inciden directamente en la cantidad de agua escurrida. Uno es la temperatura que se produzca en el verano. Si el ciclo estival resulta benévolo, con temperaturas no demasiado altas, el  escurrimiento es menor. Pero además hay otro factor que preocupa a los especialistas: el efecto del calentamiento generalizado de la atmósfera que retrae cada año la superficie de hielo en la cima de las montañas.
“Cada año es más chica la superficie de las montañas cubiertas con los hielos eternos –manifestó preocupado el funcionario de Irrigación– porque antes encontrábamos nieve eterna a los 3.800 metros sobre el nivel del mar y ahora hay que subir hasta los 4.500 metros para encontrarla. Es clara la retracción de la oferta de hielo”, manifestó Salomón. 
Datos
En 2015 sólo el río Mendoza alcanzó niveles medios en su caudal. En 2016 el río Mendoza y el Tunuyán alcanzarán niveles medios. Los ríos del Sur, Diamante, Atuel, Grande y Malargüe, estarán por debajo de los caudales considerados normales. Hace siete años que los ríos del sur están por debajo de la media en el caudal de agua. En Chile llevan 9 años de crisis hídrica y Estados Unidos, 10 años
Sara González
gonzalez.sara@diariouno.net.ar
 

Comentarios