Deportes
Sábado 24 de Diciembre de 2011

“Esto es el sueño de mi vida”

Antes de partir a Mar del Plata, el piloto sanrafaelino Roberto Gajdosech dejó las sensaciones previas al comienzo del Dakar, donde será el único mendocino en moto 

El sanrafaelino Roberto Cato Gajdosech será el único piloto mendocino que participe en el Dakar 2012 en la categoría motos. El debutante cuenta con una vasta experiencia en enduro y llega con muchas expectativas al evento mundial.

“Voy a priorizar la navegación sobre la conducción”, mencionó Gajdosech, quien sólo pretende llegar y terminar en buenas condiciones a la carrera. Antes de partir a Mar del Plata habló con nuestro diario.

–¿A una semana del gran desafío qué se vive?
–Venís de todo un año haciendo algo referido al Dakar y cuando te queda una semana para el comienzo te das cuenta de que hay que aplicar todo lo que se hizo. Estoy en los últimos pasos, me queda armar los bolsos para largar el 1 de enero.

–¿Cuándo viajás a Mar del Plata?
–Entre el lunes 26 o el martes 27 viajo.

–¿Físicamente cómo te has preparado?
–He estado entrenando todos los días casi dos horas, un poco más extenso. También he salido tres veces por semana a andar en moto y más allá de que la parte de moto es lo que más me gusta, he tenido que modificar la técnica de manejo de enduro, que es lo que siempre he realizado, a la de rally, ya que la técnica es distinta. Nunca fui muy apasionado por las dunas y este año me tocó andar por todos lados.

–¿Cómo está la moto?
–Voy con una Yamaha 450 totalmente estándar, con pocas modificaciones, adaptada de una moto de enduro a una moto rally, donde la autonomía es mucho más extensa. Con un tanque de combustible más grande (35 litros) es más pesada y además lleva acoplados dos electroventiladores para poder refrigerarla de las altas temperaturas.

–¿Quién te asistirá?
–Para la preparación de la moto compré un kit especial de España, inclusive esa gente me va a hacer la asistencia con todo lo que es el Dakar. Así, con amigos y espónsores que me están ayudando pude hacer todo.

–¿Cuál es tu experiencia en el motociclismo?
–Siempre la experiencia que más gané es de enduro. Este año corrí la carrera nacional Cross Country, con la idea de sumar experiencia en navegación y algunas otras cosas, y creo que me ha servido bastante.

–¿Con la mecánica cómo te llevás?
–Me llevo bastante bien, es más, cuando compré el kit de España decidí armarlo personalmente, para conocerlo y probarlo, para que cuando exista una posible falla sea más fácil detectarla.

–¿Qué crees que puede ser lo más complicado?
–Lo más complicado para mí es la incertidumbre por la falta de experiencia que tengo. Si bien en moto tengo experiencia, en navegación no, por eso voy a priorizar la navegación sobre la conducción. Es una carrera de resistencia y como la palabra lo dice hay que resistir con el físico y hay que resistir con la moto para llegar sano.

–¿Cómo será el paso por San Rafael?
–Creo que será una linda etapa para disfrutar, pero sobre todo habrá mucha más gente que en otras ediciones, las dunas se van a llenar de gente y eso me pone contento.

–¿Cuándo se te vino a la cabeza toda esta locura?
–Toda la vida (risas) fui muy seguidor de este tipo de competencias desde niño y cuando apareció el Dakar en la Argentina y tuvimos esa suerte de tenerlo en casa y verlo personalmente, siempre me quedaba con las ganas y me imaginaba estar ahí.

–¿Costó juntar fondos?
–Es muy caro para nosotros, si bien tuve ayuda de algunos espónsores, inclusive mis amigos organizaron una cena en San Rafael donde juntaron buen dinero destinado a todo esto, pero otra buena parte salió de mi bolsillo. Cuesta mucho, vengo ahorrando desde hace años. Realmente a mí me ha costado mucho.

–¿Objetivo final?
–Lima, Perú. Nada más que llegar, no me puedo poner otra meta, ya que no tengo experiencia, por eso quiero hacerla y ver dónde estuve débil o si tengo que hacer modificaciones para una posible participación si se llegara a dar.

–¿La familia qué dice?
–Mis hijos, Gonzalo y Franco, y mi esposa, Fernanda, son mi pilar fundamental, más allá de que mis niños sean chicos, me gusta conversar con ellos y escucharlos, mi esposa fue una de las personas que más me apoyaron en todo esto.
Sin dudas, para el deportista local que en pocos días empieza a cumplir un sueño que tuvo toda la vida será un rally muy especial. 

Comentarios