Más noticias
Lunes 19 de Diciembre de 2011

Estos son los alimentos que no merecen llegar al plato

Hacen bien y los médicos los recomiendan, pero casi nadie los come con gusto. Estas son las comidas que la gente ingiere por sus nutrientes, pero no por su sabor.

De todos los alimentos beneficiosos para la salud, hay algunos que pueden generar resistencia debido a su elaboración, su apariencia, su sabor o su olor. Aquí, cuatro que desagradan a casi todo el mundo, pero ayudan a mejorar nuestra calidad de vida.

Hígado.Al ser el órgano encargado de filtrar las toxinas del cuerpo, tiene un aspecto horrible, huele mal y a muchos les resulta desagradable al paladar. Pero consumirlo aporta vitaminas y minerales que ayudan a mejorar el sistema inmunológico y cardiovascular.

Seso.Desde el vamos, el seso logra acobardar a cualquiera: no es fácil comerse el cerebro de otro animal. No obstante, vale la pena probarlo: brinda niacina, vitamina B12, vitamina C y hierro. Además, es muy rico en proteínas, muy bajo en calorías y no tiene hidratos de carbono, perfecto para la dieta.

Morcilla.La morcilla no es mucho más que sangre coagulada y puede resultar bastante asquerosa. Eso sí: es una excelente fuente de proteínas, hierro y zinc, esenciales para el cuerpo. Como el seso, tampoco tiene hidratos de carbono.

Kimchi.Es un alimento común en la dieta coreana, que se basa en la fermentación de la col y otras verduras. El proceso elimina todas las bacterias presentes en la comida. ¿El resultado? Un sabor muy salado y picante, un olor espantoso, pero un gran aporte de vitaminas B y C.

Comentarios