San Rafael
Lunes 06 de Abril de 2015

Exigirán aprobación previa y plan aluvional para construir a la orilla de ríos y lagos

Se exigirá que toda construcción tenga la aprobación de Hidráulica y un plan de obras de prevención aluvional Una resolución fijaba algo similar en Valle Grande pero ahora se aprobó una ordenanza para todo el departamento.

José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

El Concejo Deliberante aprobó una nueva ordenanza propuesta por el Ejecutivo en la que se introduce una nueva exigencia a la hora de construir a la orilla de ríos, lagos, arroyo y otros cauces que puedan tener caudal permanente o eventual en San Rafael.
A partir de ahora todo proyecto en ese sentido deberá contar con un “certificado de caracterización aluvional” y, en caso de corresponder, un “visado del Proyecto de Mitigación Hidráulica”, en ambos casos emitidos por la Dirección Provincial de Hidráulica.
El primero determina si se puede construir o no en el lugar elegido por una cuestión de riesgo de aluvión o inundación y el segundo es un plan a presentar con las obras necesarias para mitigar ese riesgo, según explicó el concejal Pedro Serra, miembro de las tres comisiones que dieron su dictamen previo a su aprobación.
La norma municipal, de tres artículos, también establece que para lograr el certificado de final de obra por parte de la Dirección de Obras Privadas de la Comuna se exigirá el “Final de Obra de Mitigación Hidráulica” emitido por Hidráulica.
En 2011 el Municipio había dictado una resolución que establecía exigencias similares pero solamente para Valle Grande.
Ahora con la nueva ordenanza se intenta fijar una regla general en esta cuestión para todo el departamento, teniendo en cuenta que muchos de los edificios destinados al turismo, como hoteles, cabañas y otros alojamientos, se construyen a la orilla de ríos y lagos donde hay riesgo de crecidas y también de aluviones de agua y barro por encontrarse en una zonas de cerros.
Esto es producto de las enseñanzas extraídas de la conflictiva situación de Valle Grande, donde al principio las construcciones avanzaron aprovechando los agujeros legales y la falta de control.
Responsabilidades
La nueva ordenanza estipula que las consecuencias que se deriven de su incumplimiento, serán soportadas por los distintos actores que participen en el proyecto.
El artículo 3 deja establecido que en caso de daños o sanciones “serán soportados solidaria e indistintamente por el comitente o autor material, el peticionante o proponente del proyecto, los propietarios, las empresas constructoras, las inmobiliarias o cualquier otro tipo de intermediario en el negocio inmobiliario y productivo agrario, o minero, industrial o de comercialización y transporte y depósito, y los profesionales intervinientes, según el caso que correspondiere”.

Comentarios