Política
Jueves 02 de Junio de 2016

Extraña votación por el proyecto de prisión preventiva: oficialismo y FPV votaron a favor; sólo el FIT lo rechazó

Sin sorpresas: ya es ley la restricción de libertad a imputados. Con objeciones de la oposición y pocos votos en contra, Diputados aprobó el proyecto.

Como en el Senado, las objeciones de la oposición a la iniciativa del Ejecutivo de terminar con las entradas y salidas de prisión de los imputados sin condena efectiva no le hicieron mella al corazón del proyecto, y finalmente ayer se convirtió en ley. Con una votación algo extraña: el oficialismo y el FPV a favor del proyecto en general, mientras el FIT lo rechazó. En tanto, en particular, el peronismo se opuso al artículo tres, y una parte de los legisladores se negó a acompañar el artículo 1.
Aún a pesar de estos escollos, la ley salió con un gran número de votos a favor. Toda una muestra de la celeridad que puede tener el Parlamento cuando hay voluntad política de sacar un proyecto. Apenas deambuló un mes por comisiones y por las cámaras legislativas, y ya logró sanción definitiva.
Qué dice la norma
La herramienta que desde hoy está en el Ejecutivo para su promulgación modifica los artículos 293, 294, 295, 345 y 348 del Código Procesal Penal, unificando el procedimiento de prisión preventiva para toda Mendoza.
Lo que la ley propone es una protocolización del régimen de prisión preventiva, es decir, de las razones por las que un juez –y sólo un juez, ya no más un fiscal– puede pedir que un detenido espere el momento del juicio en la cárcel.
Estas razones son la gravedad del delito, el peligro procesal (por ejemplo, que exista peligro de fuga, destrucción de pruebas por parte del imputado o amenazas a testigos), la reiterancia ( que el acusado en libertad vuelva a delinquir) y la flagrancia (que se lo haya encontrado en el momento de cometer el delito).
Además, agrega plazos fatales que la Justicia debe seguir en estos procedimientos. Estos plazos antes no estaban aclarados y los procesos podían resultar larguísimos. Suma, por otra parte, aspectos importantes, como la oralidad de los procesos y la presencia de la víctima en la etapa de la audiencia de prisión preventiva.
Sin embargo, hubo más de un cuestionamiento por parte de la oposición y hasta de los aliados de Cornejo.
Las críticas llegaron por parte del FPV, del FIT y hasta del PD.
Los legisladores del FPV que criticaron la iniciativa del Ejecutivo fueron los diputados Mario Díaz, Lucas Ilardo y Patricia Galván, estos últimos afines al kirchnerismo. Cuestionaron la falta de convocatoria a las instituciones y especialistas que querían participar y aportar modificaciones para evitar que la ley fuese declarada inconstitucional en el futuro, y a la escasez de políticas sociales preventivas.
Por el lado del FIT, quienes criticaron la idea fueron Héctor Fresina y Cecilia Soria. Ambos destacaron que con leyes punitivas y con más gente en las cárceles no se solucionan problemas de larga data, que se generan por la falta de inclusión social.
También destacó las falencias del sistema penitenciario –superpoblación, hacinamiento, malas condiciones edilicias– el diputado demócrata Marcos Niven, afín al gobierno de Cornejo.
También habló el radical Jorge Albarracín, quien junto con César Biffi y Gabriel Miró fueron quienes defendieron la ley . "Es cierto que las condiciones de las cárceles no son buenas, pero para eso pedimos un presupuesto especial en la Emergencia en Seguridad", dijo el demócrata. Esta declaración fue a modo de reproche, porque este fue el único punto que la oposición no aprobó.
La ley fue aprobada en general por el voto de todos los bloques a excepción del FIT, mientras en particular, el bloque del FPV votó en forma negativa el artículo 3º, y los diputados Lucas Ilardo y Patricia Galván también lo hicieron negativamente por el artículo 1º.
Por Paola Ale
Diario UNO

Comentarios