País
Miércoles 08 de Julio de 2015

Federico Bal estalló de furia contra Aerolíneas por un vuelo en San Rafael

Federico Bal viajó a San Rafael el fin de semana por un compromiso laboral (en Malargüe por la fiesta de la nieve), pero no la pasó nada bien. El hijo de Carmen Barbieri había reservado los pasajes de ida y vuelta en Aerolíneas Argentinas, sin embargo quedó varado en la provincia.
"¿Debería ponerme tetas? ¿Debería tener una calza metida en las nalgas para que me den por lo menos un viaje de vuelta a casa?", escribió enfurecido en su cuenta oficial de Twitter. En este mensaje irónico se refirió a Vicky Xipolitakis, quien recientemente protagonizó un escándalo con la aerolínea comercial. "Qué lindo que es viajar con @Aerolineas_AR! @marianorecalde tenía mi boleto reservado, y necesito volver por trabajo, no pueden ser así", agregó el participante de Bailando 2015 en Twitter.
En diálogo con Muy, Bal contó que tuvo problemas desde que salió de Buenos Aires: "El viernes antes del despegue de Capital, nos hicieron esperar ocho horas porque no había personal y el piloto no le había llegado el remís".
Además tuvo problemas para visitar a los chicos de una escuela en San Juan a quienes ayuda como parte del sueño por el que baila en ShowMatch. "Como se me hacía tarde, agarré un auto y me fui manejando hasta la escuelita. En el apuro, llegué tarde, los pibes se enojaron y quedé como un pelotudo", explicó.
Cuando debía regresar a Buenos Aires, también tuvo conflictos: "Cuando voy al aeropuerto para emprender la vuelta, me avisan que mi vuelo estaba sobrevendido y que no tenían lugar para mí. Ahí me desquicié y me la agarré contra todos: Recalde, el personal de la empresa, todos".
Tras esperar seis horas para que le solucionen el problema, decidió volverse en colectivo: "No les pedía viajar en la cabina con el piloto. Les pedía mi asiento, o en su defecto, ir con la tripulación porque realmente necesitaba estar en mi casa por trabajo. Finalmente, tuve que gastar en un pasaje de micro para hacer durante la madrugada los casi mil kilómetros. ¡Ojalá nunca tenga que usar Aerolíneas, fue un viaje despreciable!".
Fuente: Infobae

 

Comentarios