Primicias
Domingo 04 de Septiembre de 2011

Felipe Camiroaga, perfil del Halcón de Chile

Felipe Camiroaga, fallecido tráficamente en un accidente aéreo, tenía en su carisma la condición que lo llevó a ser el favorito de la audiencia. La partida del conductor deja un vacío importante en la industria de la televisión chilena.

El Halcón de Chicureo Felipe Camiroaga, quien tras confirmarse su deceso ha pasado a convertirse en el Halcón de Chile, nunca dejó de acompañar con sus sonrisas, bromas y personajes, a miles de seguidores que lo vieron surgir como un joven conductor de televisión y luego consolidarse como uno de los rostros más potentes de la televisión chilena, y por supuesto de su canal, TVN.

Camiroaga murió a los 45 años -el próximo 8 de octubre celebraba los 46- y acumuló tras de sí una extensa carrera cimentada en su carisma y en la capacidad de identificarse en forma amena y sencilla con la audiencia que seguía sus programas.

Tuvo como los puntos más altos de su carrera ser el conductor desde 2005 a la fecha de Buenos Días a Todos -el matinal más exitoso de la televisión chilena-, además de incursionar como entrevistador en el programa Animal Nocturno y haber sido animador del Festival Internacional de Viña del Mar.

Entre sus compañeras de conducción en el Buenos Días a todos se contaron Tati Penna, Karen Doggenweiler, Tonka Tomicic, Katherine Salosny y más recientemente Carolina de Moras.

Su compañera en Viña del Mar fue la periodista Soledad Onetto, durante las ediciones de 2009 y 2010 del certamen internacional.

Felipe Camiroaga también probó en las teleseries, donde se desempeñó como actor en Jaque Mate y también Rojo y Miel con roles secundarios.

Su nombre completo: Felipe Humberto Camiroaga Fernández. Debido a su condición de celebridad chilena se ganó la fama de ser uno de los solteros más comentados en los ambientes televisivos, ya que pese a querer siempre mantener en un bajo nivel de exposición su vida privada, frecuentemente aparecían noticias sobre sus eventuales parejas.

El accidente hace unos meses de su pareja, la periodista Fernanda Hansen, quien resultó con serias lesiones tras caer de un caballo, tuvo amplia cobertura mediática, lo que molestó profundamente al ahora fallecido animador.

Su apodo de Halcón proviene de su afición por estas aves, a las que criaba junto a caballos en su parcela en el sector de Chicureo, una exclusiva zona ubicada en la salida norte de Santiago.

La partida de Camiroaga deja un vacío importante en la industria de la televisión entretenida y enluta a miles de seguidores que por años hicieron grande su carrera y hoy harán imborrable su memoria. (El Mercurio)

Comentarios