Más noticias
Martes 27 de Diciembre de 2011

Finalmente habilitaron la nueva playa de secuestros de la policía vial en Alvear

Comenzó el traslado de unos 500 vehículos. El viejo depósito era considerado una chacarita en pleno centro de la ciudad. 

Después de una larga espera el ministerio de Seguridad habilitó a la policía vial de Alvear a trasladar la playa de secuestros al nuevo predio en calle Q.

Cuarenta años de historia vehicular del departamento habían colapsado el espacio de 20 por 50 aproximadamente, donde eran depositados los rodados.

Al decir de los oficiales había una especie de “chacarita en pleno centro” ya que el depósito vial se encontraba a 50 metros de la principal avenida de ciudad y en la misma manzana de la comisaría 14, bomberos, el municipio y el concejo deliberante.

La playa San Ignacio del Loyola cuenta con una hectárea de extensión y está emplazada frente a la planta de tratamiento de residuos sólidos del Municipio en la zona de secano.

El cierre perimetral está construido al igual que la oficina para el personal policial. Habrá custodia las 24 horas y está previsto que la atención al público sea en horario de mañana.

La única tara que resta concluir es la colocación de luminarias en la zona donde serán colocados los vehículos. “Con el correr de los días lo vamos a solucionar”, aseguró el inspector José López titular de la policía vial del departamento

“Al fin podemos mover todos estos vehículos porque realmente era penoso tener todo esto en el centro y como ya no había más lugar directamente quedaban en la vía pública”, reconoció el oficial.

El lunes comenzaron con las tareas de remoción y traslado, son alrededor de 500 vehículos entre motos, automóviles y un camión, que fueron retenidos por infracción a la ley de tránsito en ciudad y distritos. También serán depositados en el predio de calle Q aquellos vehículos que están judicializados por cuestiones penales.

El traslado viene a satisfacer un viejo anhelo y además abre las puertas para trabajar en la ampliación de la infraestructura de la policía.
Para inspector López “lo mejor sería construir un edificio en donde pudiera instalarse la oficina de licencias de conducir” y apenas termine la mudanza “me pongo de cabeza con ese proyecto.

En tanto, también reconoció que el resto de las dependencias (comisaría y bomberos) tienen planes para ocupar ese espacio.

Ahora, con la playa San Ignacio habilitada, los conductores de autos, motos y demás rodados a prestar atención “lo primero que vamos a hacer una vez que terminemos el traslado es hacer un serie de operativos y se acabaron las concesiones”, advirtió el inspector.

Comentarios