Espectáculos
Martes 18 de Octubre de 2011

Flaquísima

Demi Moore enfrenta por estos días rumores de infidelidad y de separación de su esposo, el actor Ashton Kutcher, a quien se lo vincula en una escena junto a varias chicas en un jacuzzi.

Algunos medios aseguran que la pareja ya comenzó con el trámite de divorcio, mientras otros aseguran que la artista está dispuesta a perdonarlo.

Por lo pronto Demi, de 48 años, se dejó ver en el estreno de la película Margin Call sin su esposo aunque mostró que aún lleva su anillo de casada.

Moore sonrió poco, lució muy flaca y se mantuvo alejada de la prensa.

Comentarios