Más noticias
Martes 04 de Octubre de 2011

Francia lo quería, pero no

La Corte Suprema de Justicia rechazó este martes la extradición del represor Alfredo Astiz a Francia por la desaparición de las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, durante la última dictadura militar.

Para la Corte "la jurisdicción penal argentina se está ejerciendo sobre la base del principio de territorialidad, ya que el ex militar afronta un juicio oral en el país a cargo del Tribunal Oral Federal número 5" por esos y otros crímenes de lesa humanidad.

No obstante, dispuso que la Unidad de Superintendencia de Delitos de Lesa Humanidad de la Corte adopte las medidas necesarias para superar dificultades operativas que puedan presentarse en ese proceso.

En el fallo, la Corte recordó que cuando "el delito que motiva el requerimiento de extradición cayere también bajo la jurisdicción argentina es la República Argentina quien tiene preferencia para el juzgamiento".

"No puede válidamente argüirse que el delito por el que se requiere la extradición de Astiz integre o haya integrado alguna vez una conducta punible significativamente más grave, que fuese de la competencia del Estado requirente y ajena a la jurisdicción argentina", sostuvo la Corte.

La Corte recordó que el 1 de septiembre de 2003 se reabrió el proceso contra Astiz, y que por orden del juez federal Sergio Torres, quedó detenido por los hechos de la denominada "Masacre de la Iglesia Santa Cruz", en donde fueron víctimas las monjas Domon y Duquet.

Esos crímenes se están ventilando en el juicio que está realizando el Tribunal Oral Federal n° 5, por delitos cometidos en jurisdicción de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA) en donde las monjas estuvieron cautivas hasta luego ser desaparecidas.

"El tribunal considera propicia la ocasión para recordar que la República Argentina viene comprometiendo sus mejores y máximos esfuerzos en la adopción de las medidas necesarias para no dejar en la impunidad las graves violaciones a los derechos humanos acaecidas entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, lo que viene manifestándose mediante el ejercicio pleno de su jurisdicción para "investigar" y, en su caso, "sancionar" a los responsables", remarcaron los jueces.

Los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Maqueda y Raúl Zaffaroni, avalaron lo resuelto en primera instancia por el juzgado federal N° 2 de Bahía Blanca y negaron la extradición del ex marino.

Entre el jueves 8 y el sábado 10 de diciembre de 1977 un grupo de militares bajo el mando de Alfredo Astiz secuestró a un grupo de 12 personas vinculadas a las Madres de Plaza de Mayo que se reunían en la Iglesia de la Santa Cruz.

Entre ellas se encontraba Léonie Duquet, junto con la fundadora de Madres de Plaza de Mayo Azucena Villaflor y su compañera también monja francesa Alice Domon.

De acuerdo con testimonios de sobrevivientes ambas fueron detenidas ilegalmente en la Escuela de Mecánica de la Armada.

Por los reclamos de Francia, el jefe de la Armada y miembro de la Junta Militar, Emilio Massera, ordenó simular que ambas monjas habían sido secuestradas por la organización guerrillera Montoneros.
 

Fuente: NA

Comentarios