Martes 27 de Septiembre de 2016

Fue liberado el checo que tenía una orden de captura librada por Interpol

Sigue trabajando en la finca Tamara con algunas restricciones ordenadas por la Justicia Federal a la espera del trámite iniciado en Cancillería.

Martín Soupal (34), el checo que fue detenido este viernes con pedido de captura internacional fue liberado durante el fin de semana por el juez Eduardo Puigdéngolas a la espera de algunos informes que se remitieron a Cancillería y que serán girados a la Justicia de ese país.

Es que según la documentación que le acercó la Policía Federal al magistrado, Soupal era buscado por una condena a 6 meses de prisión, en ausencia del 2013, por desobediencia judicial a un tratamiento curativo que no se habría cumplido y obstrucción de la Justicia.
El origen de esa medida curativa, dijo el juez Eduardo Puigdéngolas "podría estar relacionada con un delito sexual por el que fuera condenado a dos años de prisión".
El magistrado observó que "trascendió que a este hombre se lo buscaba por delitos aberrantes pero lo cierto es que por la documentación que tenemos se lo imputa por una desobediencia menor".
En este contexto, Puigdéngolas dijo "no saber si la causa había prescripto en la República Checa" y agregó que "hemos remitido los antecedentes a Cancillería para que se comunique con la Justicia Checa y nos remita los antecedentes del caso".
Este trámite según el juez federal dura por lo menos 30 días y a partir de esa fecha se iniciaría o no el pedido de extradición.
Lo cierto es con estos antecedentes, Puigdéngolas ordenó que hasta que no se cumpla con el trámite Soupal quedará en libertad con algunas restricciones.
Una de ellas es la advertencia que estaba en la cédula de la orden de captura que recomendaba que el checo no tuviera contacto con menores de edad o que persista en esa conducta. En ese sentido, "el aislamiento debe ser total "advirtió el magistrado y reiteró que "no podrá salir del país sin una orden judicial y deberá informar algún cambio de domicilio".
En este escenario, se supo que Soupal ingresó al país en el 2013 con toda su documentación en regla y lo extraño del caso es que en ese momento no funcionaron las alertas. Un hecho que Puigdéngolas destacó en en su entrevista con UNO de San Rafael. También mencionó que "lo bueno es que la Policía pudo detener a un individuo que tenía un pedido de captura librado por Interpol y esto significa que ahora las alertas están funcionando".
Antes de ingresar a la Argentina, Soupal visitó por lo menos 40 países en los cuales habría trabajado en este programa de Voluntariado que ofrece casa y comida. A San Rafael habría llegado hace unos tres meses.
En el departamento trabajó solo en la finca Tamara y según Puigdéngolas su vinculación con el dueño de este emprendimiento es "legal".


Comentarios