Más noticias
Viernes 07 de Octubre de 2011

Fue un montaje

El Kremlin se vio obligado a reconocer que el reciente video de Vladimir Putin como prodigioso portento de la arqueología submarinafue un montaje más bien burdo pero "totalmente normal".

Las imágenes en cuestión mostraban a Putin con su traje de neopreno volviendo de una expedición bajo el agua tras haber encontrado, así como el que no quiere la cosa, un par de ánforas del siglo VI. Sin embargo, el escrutinio sobre la pose del político ruso como Indiana Jones submarino dejó en evidencia un montaje tan amañado como exagerado. Ya que las cerámicas, antes de ser colocadas a tiro de Putin, fueron descubiertas por un grupo de arqueólogos profesionales y limpiadas con extremo cuidado.

El secretario de Prensa del primer ministro ruso, Dimitri Peskov, confirmó que los "hallazgos" de Putin realizados el pasado agosto en la península de Taman "por supuesto, o los dejaron ahí o los colocaron ahí". Pero según insistió el portavoz oficial, este "show" televisado es algo "totalmente normal y no por ello se debe hacer mofa de la situación".

Comentarios