San Rafael
Jueves 05 de Febrero de 2015

Fuerte caída en la venta local de autos y motos

En baja. El año pasado en San Rafael se dejaron de vender casi 1.200 vehículos nuevos y 2.400 usados. Dos ruedas. El rubro de las motos sufre una situación similar. En 2014 se patentaron 1.700 unidades menos. 

José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

La venta de automóviles nuevos y usados en San Rafael cayó abruptamente en 2014, en coincidencia con lo que sucede en el resto del país, quebrando el sostenido crecimiento que se registró en los últimos cinco años.

Los números de la Dirección Nacional de Registros de la Propiedad Automotor (DNRPA) son contundentes. En todo el año pasado en el departamento se patentaron 2.577 cero kilómetros nacionales e importados, cuando en 2013 el total de vehículos nuevos inscriptos alcanzó los 3.755.

Quiere decir que en las concesionarias locales se dejaron de vender 1.178 unidades, o sea, un 31,3 % menos. Además, significa que en sólo doce meses se perdió el crecimiento logrado en el último lustro, ya que el nivel de patentamientos de 2014 casi igualó al de 2010.

La tendencia es similar en el mercado del usado. La cantidad de transferencias en los cuatro registros del automotor locales venía manteniéndose casi constante desde 2011, en algo más de 12.800 vehículos por año.

Este número ya no se sostuvo en 2014 y cayó a 10.403 traspasos, un número incluso más bajo que el de 2010.

Causas

Las condiciones económicas ya no son tan favorables como en los últimos años para comprar un vehículo.

Los precios de los cero kilómetros aumentaron significativamente el año pasado, especialmente después de la devaluación de enero.

A ello se suma que la inflación hace perder poder adquisitivo al salario y dificulta la compra de un bien que se paga durante varios años, lo que requiere estabilidad en la economía.

El valor del dólar, el cepo y los diversos tipos de cambio existentes también influyen, debido a que alrededor del 70% de las piezas de los autos fabricados en el país son importadas, por lo que estos factores impactan en el precio final del vehículo y en sus cuotas.

En resumen, la incertidumbre en torno a la economía afecta el comercio de autos, ya que la gente cuando no sabe lo que puede ocurrir en el futuro inmediato posterga la decisión de comprar un auto o cambiar el que ya tiene. Al punto que ni siquiera el ProCreAuto logró repuntar las ventas de vehículos.

El panorama para el año que comienza también está teñido de incertidumbre y se observa una postergación de las decisiones importantes de consumo, como significa la adquisición de un auto, a la espera del próximo gobierno.

Fuerte caída en las motos

La venta de motocicletas en San Rafael sufrió, comparativamente, una baja mayor a la de los automóviles.

Según el DNRPA, en los dos registros de motovehículos que funcionan en San Rafael se patentaron en 2013 un total de 3.964 rodados, mientras que en 2014 ese número bajó a 2.241 unidades.

Esto quiere decir que en doce meses se dejaron de vender 1.723 motos en los comercios locales.

Los factores de esta retracción son similares a los que afectan el comercio de autos.

El precio de las motos aumentó significativamente a inicios de año con la devaluación.

También influyen los problemas de financiación y el hecho que muchos no quieren endeudarse en un momento que la situación económica se torna inestable.

Las calles se “inundaron” de motos

Lo de las motocicletas en los últimos años fue un verdadero fenómeno. Es que aprovechando las facilidades que se daban para adquirirlas, muchos vecinos cambiaron la bici por una moto y otros que no tenían medio de movilidad compraron una. A ello se sumó el hecho que este tipo de rodados es ideal para moverse en una ciudad mediana como San Rafael, o en los distritos.

Esta situación disparó las ventas de motocicletas y aumentó su presencia en las calles locales. También derivó en un incremento de los accidentes protagonizados por motociclistas.

Y aunque ahora ya no se compran tantas motos como antes, sin dudas esto fue algo más que un boom de ventas, se convirtió en un cambio estructural que aún no se termina de asimilar en el tránsito local.

Comentarios