Mundo
Jueves 13 de Agosto de 2015

Fundó su propio país en el medio de Europa

Tiene escudo y bandera y hasta un lema: "vivir y dejar vivir". Es Liberland, o la República Libre de Liberland (nombre completo); un Estado soberano en potencia fundado el 13 de abril por Vit Jedlicka y dos colegas libertarios. Su superficie total de unos siete kilómetros cuadrados lo convertiría en el tercer Estado soberano más pequeño del mundo, después del Vaticano y Mónaco.
¿Dónde queda? Está encerrado entre Croacia y Serbia sobre la orilla occidental del Río Danubio. 
¿No es, entonces, parte de Croacia o de Serbia? No, según sus fundadores. Cuando la ex Yugoslavia se dividió en nuevos países esta pequeña parcela de tierra quedó olvidada. Ni Croacia ni Serbia la reclamaron, convirtiéndola en "terra nullius" o sea, tierra de nadie.
Liberland que además tiene su propia página web, a la que hay que inscribirse para acceder a datos tales como cómo obtener la ciudadanía, es micronación, una entidad que afirma ser un país independiente, pero que no es oficialmente reconocida por los gobiernos mundiales o grandes organizaciones internacionales. Las micronaciones difieren de otros tipos de comunas sociales porque hacen un reclamo formal de soberanía sobre un territorio físico.
El presidente actual, obviamente es su fundador: el político euroescéptico Jedlicka, de 31 años, miembro del Partido Conservador de Ciudadanos Libres de República Checa. Pese a haberse abstenido en la primera elección presidencial de Liberland, fue electo de todos modos por los otros dos miembros fundadores, uno de los cuales es su novia, y ahora es la primera dama del país, porque aquí  parece queda todo en casa.
Para qué fundaron a Liberandl. Bueno, según los fundadores el objetivo es construir un país donde la gente honesta pueda prosperar con una interferencia mínima de un gobierno centralizado.
"Necesitamos más países como Hong Kong, Singapur y Mónaco, especialmente en Europa", dice Jedlicka. "Realmente necesitábamos otro paraíso fiscal, no un refugio fiscal".
Los impuestos en Liberland (por ahora) serán voluntarios, y los servicios del país como electricidad, salud y eliminación de desechos serán manejados por empresas privadas o con campañas de financiamiento colectivo.
La gran apueta ahora es sencillamente que Liberland sea reconocido como Estado soberano por países ya establecidos, allanando el camino a lo que los fundadores llaman un "Singapur europeo». Para hacerlo, Jedlicka está nombrando embajadores de Liberland en países del mundo entero con el fin de reunir apoyo para la idea.
Por ejemplo, ya hay embajadas de Liberland en Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y República Checa. Y hay en el horizonte, cien países más para fin de año.
¿Es todo esto legal? Liberland está intentando usar el principio de usucapión, conforme el cual la tierra sin reclamar y no desarrollada puede ser reclamada legalmente por cualquier grupo dispuesto a desarrollarla. Pero algunos expertos legales han manifestado que aunque pueda parecer tierra sin reclamar, lo más probable es que ya sea parte de Serbia.
Si bien tiene desde escudo hasta embajadas, no tiene población. Al menos, todavía no. La policía fronteriza croata arresta a todo aquel que pise Liberland. No obstante, esto no ha desalentado a los miembros de la Asociación de Colonos de Liberland, que intentan llegar hasta allí diariamente y, al hacerlo, suelen tener choques con la policía local.
Lo cierto es que Liberland ya ha recibido casi 400.000 solicitudes de ciudadanía pese a que sólo 45.000 son consideradas serias. Según Jedlicka, en el futuro habrá probablemente un total de 30.000-40.000 liberlandeses, no todos sin embargo vivirán realmente en la pequeña Liberland
 
 

Comentarios