Deportes
Domingo 16 de Octubre de 2011

Fútbol con perfume de mujer

Cristina García (51) es la única fémina que integra la Liga Sanrafaelina. Cuenta cómo nació su pasión por el deporte 

Su mirada de madre y mujer la llevó a proyectar el fútbol femenino como un modo de contención para las chicas y en 2009 ese sueño vio la luz con el primer campeonato, en el que participaron 8 equipos de todo el departamento. Cada encuentro era una fiesta familiar.

Tiene una mirada pura, transparente y una sonrisa que jamás desaparece, pero a la hora de hacer valer sus derechos se muestra como una leona protegiendo a sus cachorros. A sus 51 años, cada martes lucha por hacer valer su voto. En la cancha es la reina y no hay quien la desconozca. Pero su vida no siempre fue feliz.

Una vida difícil

Nació en Buenos Aires y a los seis meses su madre la dejó, por lo que su padre tuvo que radicarse en General Alvear. Fue criada por sus abuelos, de quienes heredó la pasión por el deporte. De hecho, el anciano era de “los crotos de Andes. Y ese nombre nació con ellos porque él y dos amigos más llegaron de Buenos Aires con lo puesto y una enorme bolsa a cuestas, por lo que comenzaron a apodarlos de esa forma”, cuenta Cristina, que a los 14 años se casó y emprendió una nueva vida en San Rafael.

Si bien toda su vida llevó el amor por el fútbol en la sangre, recién en 2009 pudo concretar su gran anhelo: darles a las jóvenes un lugar de contención a través de los clubes.

Fútbol femenino

Luego de capacitarse en problemáticas sociales y alentada por Roxana Videla, una joven árbitro, le presentó el proyecto de fútbol femenino al por entonces director de Deportes, Néstor Reyes, y al presidente de la Liga, Alberto Pérez Gasul, quienes aceptaron la propuesta.

Entre los machos

Fue y es una tarea difícil, porque es una sociedad machista. Cristina busca que la mujer sea reconocida en el ámbito y lentamente lo va logrando. Trabajar con ellas “es bravo. No nos bancamos perder y somos muy sanguíneas”. Pero la idea va más allá de eso. El corazón del proyecto es darles cultura y educación, enseñarles “que la pelota no se mancha y que en la vida hay reglas que respetar, lo mismo que en el fútbol”, explicó.

La familia

Su marido y sus tres hijos varones la acompañan en esta tarea. Es que muchas veces tuvo que viajar a Buenos Aires. Primero fue a la AFA, donde tuvo que explicar la forma en que trabaja. Luego a la Secretaría de Deportes de la Nación, “porque hoy el fútbol es para todos y tenemos que buscar ayuda para progresar. Si bien el Estado debe estar presente, no podemos caer en el asistencialismo”, aseguró.

Inmersa en un mar de emociones, contó que la próxima etapa del proyecto consiste en que todos los clubes cuenten con un albergue para poder interactuar con otros departamentos y volver a las raíces sociales que tenían en sus inicios.

Así habla Cristina García, la única mujer en todo el Sur de Mendoza que integra la Liga Sanrafaelina de Fútbol y es consejera de la B desde 2010. Lucha a diario para seguir ganando lugar en un ámbito que estaba vedado para la mujer.
 

Comentarios