Deportes
Sábado 02 de Enero de 2016

Gallardo aún espera por las caras nuevas

Hay varias nombres en danza dentro del mundo millonario, pero por el momento sin mayores definiciones.

River espera refuerzos. Pero el entrenador Marcelo Gallardo aguarda con tranquilidad porque tras un 2015 excepcional, que incluyó por encima de todo el título de la Copa Libertadores tras 19 años, el DT millonario sabe que lo que venga tiene que ser de jerarquía. Más aún teniendo en cuenta las dos cartas fuertes con las que ya no contará porque ya emigraron: el mediocampista Matías Kranevitter y el volante Carlos Sánchez.

Respecto a los nombres que sonaron en estos días se abre una incógnita sobre el volante de Gimnasia y Esgrima, Ignacio Fernández, pretendido por el Muñeco. Es que River hizo un ofrecimiento de 2 millones de dólares por el 70 por ciento del pase, que no fue aceptado por la dirigencia del Lobo. Como contrapartida, en Gimnasia buscaban salvar la brecha de las pretensiones económicas sumando al volante rosarino Augusto Solari como parte de la negociación. Sin embargo, Solari se convirtió ayer en nuevo jugador de Estudiantes.

Lo que es casi un hecho es la llegada del totorense Nicolás Domingo. Sólo faltan detalles para que el volante inicie el cuarto ciclo en el club. Más complicado está lo del hombre de Tigre, Joaquín Arzura, por "diferencias económicas", misma razón por lo que no se ha resuelto la llegada del delantero de Newell's Ignacio Scocco.

Fuente: Diario La Capital (Rosario) 

Comentarios