Economía
Domingo 04 de Septiembre de 2011

Ganan terreno los cupones de descuento on line

$4 millones facturan por mes las empresas que ofrecen descuentos a través de internet. Diversidad de promociones tiene el sistema, con fuerte peso en gastronomía, turismo y belleza.

Anabel González
agonzalez@diariouno.net.ar

Los cupones de descuento forman un sistema de venta on line que les permite a los consumidores adquirir productos y servicios con fuertes reducciones de precios. Aunque en Estados Unidos comienzan a pasar de moda, en Argentina están en plena expansión, a punto tal que las ocho empresas que en la web ofrecen descuentos para los mendocinos facturan por mes $4 millones.

Para acceder a descuentos de hasta el 90% en restoranes, servicios de belleza, espectáculos, viajes y productos diversos basta con tener una dirección de correo electrónico y una tarjeta de crédito nacional, o bien una impresora para obtener un código de barra que se abona en cualquier Rapipago o Pago Fácil.

Franco Belpassi, de la naciente empresa de capitales mendocinos cuppon.com.ar, asegura: “El público local es muy exigente en cuanto a la calidad y diversidad de las ofertas publicadas”. Por eso desarrollaron el canal de atención a clientes en forma directa mediante las redes sociales Facebook y Twitter, además del correo electrónico y el teléfono.

Otra firma de socios mendocinos, Guía Local, lanzó hace poco su portal de descuentos en Capital Federal (guialocal.com.ar/deals), este año planea llegar a Córdoba y en 2012 a Mendoza.

Alejandro Cavallero, CEO de esta firma, vende el producto como “una genuina acción de marketing que, además de vender, genera una nueva relación entre el cliente y el comercio”.

Ante todo, las cuponeras tienen una forma de presentar sus promociones que busca atraer consumidores, pero además intentan generar un sentimiento de confianza en el público. Por eso las ofertas tentadoras no muestran sólo el clásico porcentaje de descuento (como el de las liquidaciones en las vidrieras), sino que además señalan cuál es el precio normal, el valor nuevo, la vigencia del descuento, los detalles del producto o servicio, una foto ilustrativa y el contacto de la empresa que ofrece el descuento, casi siempre con un mapa de Google Maps que señala cómo llegar al lugar.

Otros datos que agregan las “cuponeras” son el tiempo que queda para comprar, a través de internet, el servicio con descuento y la cantidad de personas que ya adquirieron la promoción. Esto último porque en sí las empresas de cupones nacieron bajo el paraguas de la compra grupal: “Si querés pagar menos, invitá a tus amigos a sumarse”.

En la mayoría de los casos la oferta se activa sólo después de alcanzar cierta cantidad de adherentes. Si la promoción se baja, la empresa de cupones se compromete a devolver el dinero que el usuario ya abonó.


Atención con las tarjetas

Susana Yelich, de la organización mendocina de defensa del consumidor Prodelco asegura que por ahora no han recibido denuncias de personas que hayan sido defraudadas en compras a través de cupones de descuento, pero advierte que hay que estar atentos cuando la compra se realiza con tarjeta de crédito a través de internet: “Hemos recibido casos de personas que en el resumen de su tarjeta se han encontrado con gastos no solicitados, como seguros de vida u otros servicios, después de haber comprado un producto por teléfono o internet”.

En caso de que esto suceda el consumidor tiene sólo 30 días desde que se emite el resumen de la tarjeta para desconocer ante su banco los gastos que contrató.


Contra el spam
Para enganchar a los usuarios con nuevas promociones las “cuponeras” ofrecen el servicio de enviarles por e-mail ofertas del día. Esto termina saturando las casillas de correo electrónico de sus clientes hasta convertirse en un spam. Con la promesa de aliviar esta carga surgió en el país una empresa que agrupa descuentos en un sólo portal: www.dealandia.com. El suscriptor elige qué rubros le interesa recibir, también en forma diaria, las ofertas que generaron todas (o casi todas) las cuponeras para su ciudad.

Según información que maneja Dealandia, en la web hay ocho sitios que ofrecen cupones para Mendoza y en julio sus ventas fueron cercanas a los $4 millones.

“Crecen muy fuertemente, casi duplicando el volumen de ventas desde junio”, aclaró Diego Sternberg, fundador y CEO del portal que recolecta descuentos de al menos mil sitios de Latinoamérica.

En cuanto a rubros, más del 50% de las ofertas en Mendoza son de gastronomía, seguidas por promociones de turismo.

“Esta es una de las ciudades más interesantes del país. Una empresa que arranca las operaciones en Buenos Aires se va a Córdoba, Rosario, o Mendoza”, sostiene Sternberg.


Forma de marketing
Desde bodegas Don Cristóbal, su director Cristóbal Lapania, asegura que se sorprendió de la utilidad que presentan los cupones para introducir vinos en el mercado nacional. “Nuestra bodega, que exporta el 90% de sus productos, encontró en esto una forma de venta on line que además es una excelente publicidad”, dice.

Luego de trabajar con cinco empresas distintas de cupones, Lapania asegura que les ha ido muy bien: “Hicimos la primera prueba en marzo y vendimos 266 botellas en un día. Desde entonces, no paramos”.

Para el director de Don Cristóbal el modelo es ideal para el vino porque “es un producto que se consume (se acaba la botella) y si a la persona le gustó lo vuelve a comprar”. Aunque a la compañía se le achican los márgenes de ganancia, “nosotros apostamos al volumen”, manifiesta.

El inconveniente mayor que tuvo esta bodega mendocina fue el servicio de entrega. “Algunas cuponeras se encargan ellas mismas de la propia logística y hubo clientes a lo cuales les demoró un mes en llegar el pedido”, advirtió Lapania, justificando el cambio de prestadoras.

En el mundo de las proveedoras on line de cupones ven en el fenómeno una perspectiva de crecimiento sostenido, a pesar de que a nivel mundial han surgido voces de alarma que señalan este sistema como una burbuja que podría desinflarse.

“Sorprende la rapidez con que ha crecido el sector en el país. Algunas empresas quedarán y otras no, pero el sistema va a permanecer”, reconoce Cavallero, de Guía Local.

 

El futuro de los cupones

Por Federico Arce  Ventagourmet.Com

El tip para la industria de los cupones de descuento, según Yelp.com, es focalizarse en obtener los mejores descuentos y fidelizar a los consumidores de cupones, filtrando las ofertas. También generar verdaderas oportunidades descartando los cortes de pelo, spa y tablas vibratorias, y comenzar a concebir descuentos en restoranes, supermercados, libros y electrónica.

Ahí hay que apuntar teniendo en cuenta que el modelo de negocio de los sitios de cupones es un clon internacional y que en la Argentina ya son más de un centenar de sitios que ofrecen descuentos.

Los que se avecinan son sitios de cupones de un rubro en particular y las tiendas de venta en vivo por tiempo determinado que seguramente a fines de este año comenzaremos a ver pisar fuerte en la Argentina.


 

Comentarios