Zona sur
Domingo 26 de Junio de 2016

Gestionan el asfaltado de 21 kilómetros más en la 188 y un servicio de transporte entre Alvear y Malargüe

Los anuncios los realizó el gobernador Alfredo Cornejo junto a los tres intendentes del sur mendocino en un encuentro en la ex ruta 184. El motivo fue el reacondicionamiento de un sector de la traza que era imposible de circular por el mal estado. La obra le devolvió transitabilidad a todo el camino.

El reacondicionamiento de un sector de la ruta nacional 188 en el tramo que une Alvear con Malargüe, que era imposible de circular por el mal estado, le devolvió transitabilidad a todo el camino y el acto de inauguración de la obra fue el escenario para que el gobernador Alfredo Cornejo desplegara algunos anuncios.
El mandatario aseguró que están negociando en la Nación el asfaltado de otros 21 kilómetros del tramo 2, que se sumarán a los 21 km que actualmente están en construcción, pero pidió hacer las cosas de manera seria por lo cual “primero las empresas tienen que terminar lo que está empezado y cobrar”. Cornejo confió que las empresas estuvieron “18 meses sin cobrar un certificado de obra” y lo tuvo que cancelar la provincia para luego esperar la devolución de la Nación. La deuda rondaba los 25 millones de pesos pero con los mayores costos ascendió a 33 millones de pesos y aún las contratistas reclamar una redeterminación de precios mayor. “Primero que terminen y después vemos como se pagan esos meses, el plazo de terminación seria en la primera semana de diciembre”, dijo tajantemente.
También anuncio que están cerca de concretar  que una empresa de transporte realice el recorrido Alvear - Malargüe dos veces por semana, algo inédito hasta el momento.
Para los integrantes de organizaciones civiles que luchan desde hace décadas por la concreción de la ruta, el encuentro de ayer en el kilómetro 879 (a 77 kilómetros de Alvear) dejó flotando en el aire una sensación muy positiva que excede incluso a la obra en si misma, es la idea de que el corredor bioceánico vuelve a tomar impulso.
La decisión de Vialidad Nacional de encarar la obra de reacondicionamiento de los 7 kilómetros que estaban totalmente intransitables y acceder a efectuar la conservación de otros 11 km, algo que jamás habían hecho desde que traspasaron el camino de la provincia a la esfera nacional en 2008, más la fuerte presencia política con el gobernador Cornejo como cabeza de la comitiva y los tres intendentes sureños, Walther Marcolini de Alvear, Jorge Vergara Martínez de Malargüe y de San Rafael Emir Félix , fue recibido por quienes sueñan en ir por la 188 hasta el paso internacional Pehuenche o el futuro paso Las Leñas, como un soplo de aire tibio (o de esperanza) en medio de un crudo invierno.
“Es un nuevo comienzo”, simplificó la situación Luis Alberto Sánchez, uno de los integrantes del grupo de los Históricos que pelea desde hace décadas en Alvear por la concreción de la ruta. Y Alberto Larrégola de la Cámara de Comercio le añadió “esto demuestra que cuando se quiere, se puede, una obra prevista para 90 días la terminaron en 40 días”.
“Estuvimos peleando años para esta obra para tener transitabilidad en todo el camino y lo que han hecho es maravilloso. Esto también nos marca que hay acompañamiento político y cuando se gestiona se hacen las cosas”, dijeron a dúo los malargüino Víctor Arce y Juan Montanari, de los autoconvocados por la ruta 188.    
Milo Troncoso (72) y su esposa Marcolina Freire son nacidos y criados en la zona y viven actualmente en el puesto Agua Caliente. Ambos se mostraron felices por el solo hecho de tener libertad para circular y lo resumieron con dos pequeñas frases “antes no se podía ir a ver a nadie al otro lado” y “también vamos a poder ir a Malargüe porque no lo conocemos”.
Convencidos
“Esta ruta es el segundo corredor bioceánico y nos pone en el Pacifico para llegar a mercados donde necesitan de nuestra producción, es de una importancia estratégica y es una gran oportunidad”, afirmó Walther Marcolini, intendente de General Alvear.
En tanto Emir Félix, jefe comunal de San Rafael consideró que es preciso “tener una visión regional y de conectividad que permita hacer conocer y desarrollar las bellezas turísticas como El Nevado o Llancanelo y brinde mejor calidad de vida a los habitantes”.
 Jorge Vergara Martínez, intendente de Malargüe le dejó un claro mensaje a Cornejo: “Esperamos 56 años para tener el Pehuenche y llevamos 30 años con la 188; esperemos que no nos falten 26 años más para concluir con la ruta”.
Era necesario
El despeje de los 7 kilómetros en la zona conocida como la subida de Los Pajaritos se imponía incluso como una cuestión humanitaria. El deterioro del suelo más la acumulación de piedras era de tal magnitud que estaba intransitable incluso para vehículos 4 x 4. Los puesteros debían hacer un rodeo de 50 kilómetros o más para sortear esa parte del camino y eso implicaba, además, tener vedada la venta de ganado porque no había transporte que pudiera entrar o salir. Ni que decir de las complicaciones cuando tenían una urgencia médica.
Si bien no estaba en los planes iniciales, Vialidad Nacional también realizó el mantenimiento de 11 kilómetros en el cerro Los Toldos a los que no se les pasaba una máquina desde que se habilitó el tramo 11 años atrás y dejó en condiciones el ingreso a varios puestos y la posta sanitaria. DNV trasladó maquinaria pesada de San Luis porque en Mendoza no había y la inversión final fue de $2.000.000. Las comunas de Alvear y Malargüe aportaron combustible y colaboró fuertemente en la logística el grupo de los Históricos.

Comentarios