Primicias
Jueves 24 de Noviembre de 2011

Graciela Alfano: El deseo que aún no se cumple

Pese al deseo de Graciela Alfano de volver a su rol violento en la televisión, la realidad dista mucho de lo que pretende la actriz devenida en jurado. Por ahora no se sabe a ciencia cierta si podrá ocupar nuevamente su banca en el concurso de baile que se emite por la pantalla del canal de Constitución.

La espera aburre. Cansa. Hasta provoca histeria. Potencia el deseo de algo que no puede llegar jamás. Triplica las ganas de lo que no se tiene. Eso es lo que atraviesa hoy Graciela Alfano. Su abstinencia mediática es un karma difícil de sobrellevar. Y la decisión de Adrián Suar de darle descanso en la pantalla que dirige parece ser una medida que no se revertirá, al menos por lo que queda del año.

La actriz devenida en jurado habló con varios medios a lo largo de estas semanas, inclusive con Primiciasya.com. En todas las notas manifiesta lo mismo: asegura que tiene contrato vigente con Ideas del Sur y que está esperando que la llamen para regresar al jurado del certamen de baile que se emite por El Trece.

Pero el ring del teléfono nunca llega. No hay confirmación oficial al respecto. Por ahora, la violencia de Alfano deberá esperar guardada en un cajón porque la voluntad sigue siendo la misma: conservar la mesa examinadora hasta el final del ciclo.

Sin embargo, el único impedimento parece ser la temporada teatral marplatense que demanda la presencia de Carmen Barbieri y de Moria Casán, aunque ésta última ya tendría todo resuelto para combinar ambos compromisos.

Lo llamativo de la última nota que Alfano le brindó al Diario Crónica durante la jornada de hoy se encuentra en el párrafo donde ella sostiene que el pedido de vacaciones lo elevó ella, algo que no es real porque El Trece, de manera oficial, informó en su momento que dejaba sin pantalla a la Almirante, por lo que había sucedido en el programa Este es el show con su par Aníbal Pachano.

La estrategia de Grace es mostrarse y meter, desde los medios, cierta presión para no pasar inadvertida en una temporada que la tuvo como protagonista pero que por su falta de límites y por comerse el personaje la ubica en un maquiavélico lugar.

Comentarios