Primicias
Lunes 26 de Diciembre de 2011

Grecia Colmenares y Matías Alé: fin de semana de amor

La venezolana disfrutaba con Matías en “La Posada del Qenti” y se enteró de que los esperaba la prensa en la puerta. Se ocultó durante 12 horas para no ser vista por los periodistas.

Cuando son conocidos los rumores que vinculan sentimentalmente al galán Matías Alé con la bella y reconocidísima actriz venezolana, Grecia Colmenares, ellos se esmeran para que no los muestren juntos. Si bien ya se los pudo ver en reiteradas ocasiones paseando amorosamente, los artistas prefieren seguir ocultando su amor a los periodistas, por eso intentan, de cualquier manera, no ser vistos en público, para así poder disfrutar plenamente de este inesperado romance, del que todo el mundo habla.

En las últimas horas, Matías y Grecia decidieron relajarse y aprovechar del sol y la vida natural en La Posada del Qenti, un sitio alejado del centro de Carlos Paz, y allí se distendieron y disfrutaron de los placeres naturales del lugar. Pero por sobre todas las cosas estuvieron juntos, guardados de los ojos y las cámaras del periodismo.

Pero la noticia de que estaban en Qenti circuló y, en pocos minutos, un regimiento de fotógrafos, camarógrafos y periodistas se apostó en la entrada de la posada para registrar imágenes de lo que ya es el romance del verano. Alé y Colmenares fueron informados de lo que ocurría en el ingreso de La Posada del Qenti y planearon que solo uno de los dos se marcharía, y ése fue Matías, mientras Grecia se quedó en la misma posada durante 10 horas, hasta que la prensa se retirara de la entrada para poder salir, recién cuando le certificaron que nadie había quedado para retratarla, consigna el Diario Crónica.

Cuando su pareja, Matías Alé, salió del establecimiento, ella pensó que lo mejor sería esperar a que los medios se fueran del lugar para poder salir con tranquilidad y no dar lugar a que se los viera juntos y que se confirme, del todo, que la bella actriz venezolana fue conquistada por el galán.

Seguramente Grecia no contaba con que los periodistas que aguardaban su salida la estuvieron esperando 10 largas horas, motivo por el cual permaneció durante todo ese tiempo allí, hasta el momento de la salida.

Comentarios