San Rafael
Domingo 18 de Diciembre de 2011

Habrá nuevos edificios en 2012

En la ciudad ya hay más de diez en construcción. Lo atribuyen a la demanda de departamentos y a que muchas personas “invierten en ladrillos” para resguardar sus ahorros de la inflación 

San Rafael sumará el año próximo una decena de nuevos edificios de altura, que actualmente se están terminando de construir. Se trata de una situación poco común en la corta historia de la ciudad.

La mayoría son estructuras de tres a seis plantas que comenzaron a levantarse con poco tiempo de diferencia y que se destinarán a departamentos, ya sean para vender o alquilar, y oficinas.

Para Jorge Martínez Viñas, vicepresidente de la Específica de la Construcción de la Cámara de Comercio local, esta situación se origina en la necesidad de la gente de resguardar sus ahorros de la inflación y entonces invierten “en ladrillos”, como también en la premura para acceder a un hogar propio.

El empresario, quien además es titular de la empresa constructora Universo SA, que tiene cinco edificios en construcción, aseguró que “demanda de departamentos hay muchísima, a nosotros nos consultan permanentemente tanto para comprar como para alquilar. Inversores con intenciones de hacer edificios también existen, pero todos están un poco temerosos de la incertidumbre que genera la inflación en los emprendimientos de largo plazo. Por lo demás, es un sector que ha trabajado bien este año”.

Consideró que en San Rafael el potencial es importante, porque hay mucha gente con capacidad de ahorro, como “matrimonios jóvenes con buenos trabajos que no tienen acceso a otro tipo de viviendas, porque el IPV no los puede atender y no existe crédito hipotecario”, pero “es temerosa de comprar a futuro”.

Expresó que “acá no se puede hacer preventa, porque la gente hasta que no ve hecho el departamento no lo quiere comprar, pero en la ciudad de Mendoza u otras grandes ciudades del país el inversor se financia en parte con la compra de la gente”.

En cambio, hay ahorristas sanrafaelinos que apuestan sus ahorros en emprendimientos de conocidas desarrolladoras inmobiliarias del norte provincial.

Explicó que ante esta desconfianza y la inexistencia de crédito bancario, “hay que tener mucho respaldo financiero para poder llevar adelante un emprendimiento de esta naturaleza”, a lo que se suma la carencia en San Rafael de desarrolladores inmobiliarios, como los que existen en la capital provincial que trabajan en proyectos de cinco a diez años.

No obstante, consideró que paulatinamente se va venciendo esa desconfianza en la preventa generada por malas experiencias. “Creo que los emprendimientos que se están haciendo son serios y la demanda está –añadió–. Los que están haciendo un edificio piensan en hacer otro”.
Martínez Viñas adelantó que en el departamento “hay algunos proyectos muy importantes y de mucha jerarquía, inclusive superiores a los que se están construyendo, pero por ahora son proyectos. Todo dependerá de cómo se desarrolle fundamentalmente el proceso inflacionario, que es lo que por un lado frena a los inversores que hacen el edificio para venderlo y, por otro lado, es lo que motiva al inversor pequeño a comprar para resguardar sus ahorros”. 

Comentarios