Deportes
Domingo 29 de Mayo de 2016

¿Habrá sido el último del Cholo?

Al gran disgusto por la final de la Liga de Campeones perdida por el Atlético de Madrid, se sumaron unas preocupantes palabras de Diego Simeone.

Al gran disgusto por la final de la Liga de Campeones perdida por el Atlético de Madrid en los penales ante el Real Madrid en Milán (5-3 tras empate 1-1) se sumaron unas preocupantes palabras del entrenador Diego Simeone al final del choque, que parecían apuntar a la posibilidad de dejar el puesto.

"Me estoy planteando pensar", dijo sin abandonar la ambigüedad el técnico argentino cuando le preguntaron abiertamente en la conferencia de prensa posterior a la final si estaba pensando en abandonar el Atlético.

"Soy de guardarme pocas cosas y me sale esta sensación", respondió en otras preguntas sobre esas palabras acerca de su futuro, sin terminar de ser claro sobre sus planes inmediatos.

¿Estaría el Atlético preparado para sobrevivir sin el hombre que le ha brindado a la mejor época de su historia? ¿Se vendría abajo como un castillo de naipes derribado todo lo levantado por el Cholo en estos últimos cuatro años y medio?

Lo cierto es que el Simeone de después del partido de Milán era diferente al de otras ocasiones: serio, con gesto grave y dosificando frases durante toda su intervención que, cuando menos, dejan planear la duda sobre su futuro.

Hace dos años, después de perder la final de Champions en Lisboa, también ante el Real Madrid (4-1), Simeone dio una conferencia de prensa después del partido muy distinta, con mensajes positivos y pensando ya en la siguiente temporada.

"El fútbol es maravilloso por esto. Ganar es lo más importante, pero también lo es el aplauso, el apoyo de la gente y estas cosas me hacen ver que no sólo existe la victoria. A los jugadores les dije que lo dimos todo y que por eso terminamos con la cabeza alta, para preparar ya la temporada que viene", afirmó entonces en la capital portuguesa.

En Milán fue mucho más duro consigo mismo.

"Perder dos finales es un fracaso. Hay que aceptar el momento, curando las heridas en casa", afirmó después de la tanda de penales de San Siro.

Simeone tiene contrato con el Atlético hasta 2020. Lo renovó hace apenas dos meses, explicando que era un momento de "crecimiento absoluto del club" y que estaba feliz por continuar en el proyecto.

Reinventarse o morir

Una eventual marcha del argentino obligaría al equipo a reinventarse una vez más, como hace a menudo cuando sus estrellas fichan por otros clubes y tiene que remodelar el plantel, una constante en la historia del club y especialmente en los últimos años.

Pero hasta ahora las salidas de Radamel Falcao o Diego Costa fueron bien dirigidas por Simeone y su equipo, sin alejar al equipo de un alto nivel competitivo.

"El club, los futbolistas y la base que nos viene acompañando desde hace cuatro años y medio se logra reinventar continuamente", afirmó el viernes, en la víspera de la final.

Títulos en la Europa League y la Supercopa de Europa en 2012, la Copa del Rey en 2013, la Liga española y la Supercopa de España en 2014, además de dos finales de la Champions en las últimas tres temporadas, en un club que sólo había llegado a una, en el lejano 1974, en toda su historia. La hoja de servicios de Simeone es brillante, sobre todo teniendo en cuenta que llegó a un equipo en crisis, a finales de 2011, tras la destitución de Gregorio Manzano.

Los jugadores del Atlético fueron preguntados después de la final perdida en Italia por la posible marcha de su entrenador y hubo unanimidad en apoyar su continuidad.

"No nos ha dicho nada. Todos estamos tristes y dolidos. Él nos lo dio todo", señaló el francés Antoine Griezmann.

Koke Resurrección se mostró sorprendido con las palabras del técnico: "Es la primera noticia que tengo. Haga lo que haga lo respetaremos, pero yo creo que seguirá".

Unai Emery, Marcelo Bielsa, Manuel Pellegrini... Los nombres de posibles sustitutos empezaron a circular tras las palabras de Simeone, pero los hinchas rojiblancos esperan seguir disfrutando de su ídolo durante mucho tiempo más.

Comentarios