Más noticias
Lunes 17 de Octubre de 2011

Hace 60 años que se TV

La primera transmisión de televisión argentina se realizó el Día de la Lealtad de 1951 y la gran protagonista fue Evita, quien en esa señera oportunidad comenzaba a despedirse de su pueblo. Fotos y videos.

La televisión argentina cumple 60 años este lunes. La primera dama Eva Duarte de Perón en los balcones de la Casa Rosada y su discurso para conmemorar el “Día de la Lealtad” de 1951, con tomas de la gente que había colmado la Plaza de Mayo para la ocasión, inauguraron la historia de la TV nacional.

La pionera transmisión se realizó ese 17 de octubre desde LR 3 Radio Belgrano, con los mismos locutores que hasta el momento trabajaban para la emisora. Con una antena instalada en el Ministerio de Obras Públicas y tres cámaras ubicadas en el segundo piso del edificio central del Banco Nación, el gran momento fue el discurso de Evita en los actos -en los que también hablaron el presidente Juan D. Perón y el titular de la CGT, José Espejo-. Así se considera que fue inaugurado oficialmente el pionero Canal 7 (luego ATC y hoy Televisión Pública).

Una debilitada Evita pudo ese 17 de octubre, por primera vez en 24 días, levantarse de su lecho para asistir vestida de negro al acto. La CGT le entregó la Distinción del Reconocimiento y, Perón, la Gran Medalla Peronista en Grado Extraordinario; sostenida de la cintura por Perón.

Evita pronunció un breve discurso "(...) les agradezco todo lo que han rogado por mi salud; espero que Dios oiga a los humildes de mi patria para volver pronto a la lucha y poder seguir peleando hasta la muerte (...)".

En el discurso de aquel día, Evita nombró nueve veces a su propia muerte. Ese discurso es considerado por muchos como su testamento político.

Claro que pocas fueron las personas que contaban con aparatos receptores en sus hogares y la novedad fue compartida en bares, cafés y negocios de Buenos Aires entre un público que hasta entonces había sido esencialmente radioescucha.

De hecho, fueron locutores radiales quienes pronto se convirtieron en primeras figuras del nuevo medio: Guillermo Brizuela Méndez, Nelly Trenti, Nelly Prince, Adolfo Salinas, Pinky y Antonio Carrizo.

Un mes después, en noviembre, la televisión estatal contaba ya con una programación integrada por figuras tales como Juan Carlos Thorry, Analía Gadé, Ana María Campoy, José Cibrián y Diana Maggi. Pero la oferta televisiva se fue ampliando poco a poco.

En el único canal estatal se irían formando artistas, técnicos, camarógrafos y directores, la mayoría de ellos provenientes del mundo del espectáculo que en aquel momento atravesaba su época de oro: el teatro, con dos funciones diarias, y el cine, con una cuantiosa producción de títulos. Los programas se emitían por la noche y en vivo, modalidad que dio lugar al más frondoso anecdotario de equivocaciones y obstáculos.

El primer formato de producción nacional fue el telenoticioso, al que seguirían los musicales y los programas culinarios con la mítica figura de Petrona C. de Gandulfo. La grilla televisiva se completaba con series norteamericanas de media hora de duración, como Patrulla del camino, El llanero solitario" o Cisco Kid.

A partir de 1956, atendiendo a las demandas de un público predominantemente femenino se pusieron en pantalla las primeras telenovelas; pionero en el género resultó el Teleteatro a la hora del té, con Fernando Heredia y María Aurelia Bisutti.

En la programación general, en tanto, la oferta comenzó a ampliarse: se impusieron los periodísticos con figuras como Blackie o Tito Martínez del Box; las comedias de asunto familiar con Mirtha Legrand, Ángel Magaña, Jorge Salcedo y Osvaldo Miranda; y los shows musicales con la presentación de cantantes solistas.

Nuevos nombres ganaron un lugar indiscutible en el nuevo medio: Augusto Bonardo, Chas de Cruz con su Diario del Cine y hasta el diseñador de modas Jean Cartier.

Al mismo tiempo, la exhibición de series norteamericanas se extendió a una hora de duración y así se impuso en la Argentina el mítico lejano Oeste con Cheyene, Cuero Crudo y Caravana.

Antes de que finalice la llamada “Revolución Libertadora”, la que volteó al peronismo y dio entrada en 1958 a la Unión Cívica Intransigente (con Arturo Frondizi como presidente) se concedieron tres canales de televisión abierta para que fueran operadas por manos privadas durante 25 años. De esta manera, en 1960 comienzan las emisiones de los canales 9 y 13, en tanto que el 11 inicia su programación en junio de 1961.

Ese mismo año llegó la televisión a Mendoza. LV 89 TV Canal 7 (hoy de UNO Medios) comenzó sus transmisiones el 7 de febrero, desde el Edificio Gómez, en San Martín y Garibaldi, entonces el edificio más alto de Ciudad. (en junio de 1978, conjuntamente con el inicio de las transmisiones del Mundial Argentina '78, Canal 7 comienzó sus transmisiones en color, transmitiendo además, para localidades de las provincias de San Luis y Córdoba. Ahora, el canal está emplazado -desde 1993- en complejo de UNO MEDIOS, ubicado en Manuel A. Sáez 2421, de Las Heras, donde además están Diario UNO, Radio Nihuil, Montecristo, Ayer y otras FMs).

Los aparatos receptores de la década del 50 inicialmente habían sido importados hasta que comenzó la producción nacional; la normativa, en tanto, dio cuenta de los cambios generados por el nuevo medio al sancionarse en 1957 el Decreto/Ley que establecía el carácter individual de las licencias.

 

tv-argentina-01

 

En 1959 diez cronistas de radio y televisión fundaron la Asociación de Periodistas de la Televisión y Radiofonía Argentinas (APTRA) en la sede de Argentores, bajo la presidencia de Manuel Ferradás Campos. A fin de año se realizó la entrega del primer premio: "El gaucho", una escultura de Luis Perlotti (en Mendoza realizó varias obras, como el monumento del Manzano Histórico, en Tunuyán, titulado Regreso a la Patria).

Entre los ganadores se destacó Narciso Ibáñez Menta, primer actor y director del ciclo Obras Maestras del Terror. Al año siguiente, ya bautizada la estatuilla con el nombre de "Martín Fierro", APTRA distinguió a Tato Bores, un actor clásico del humor político que mantendría su vigencia hasta los '90, con interrupciones impuestas por la censura de distintos gobiernos.

Fuentes: Radio y Televisión Americana y argentina.gov.ar

Comentarios