Política
Sábado 14 de Febrero de 2015

Hallaron manchas de sangre y pelos en una nueva inspección a la vivienda de Nisman

A casi un mes de su muerte, ayer se volvieron a buscar pruebas en el departamento del fiscal a pedido de la querella y ante peritos de parte. El procedimiento se extendió por unas cuatro horas.

Manchas de sangre y pelos que no se sabe a quién pertenecen fueron encontrados ayer en el departamento donde fue encontrado muerto el fiscal Alberto Nisman el pasado 18 de enero, en el marco de una nueva inspección pedida por la querella.

La ex mujer de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, había solicitado llevar adelante la medida y, al término del procedimiento, sus peritos aseguraron que se había encontraron "nuevas evidencias" que hasta ahora "no habían sido tenidas en cuenta".

Fuentes de la investigación señalaron que se hallaron manchas de sangre a través del luminol, que hasta ahora no había sido usado (un líquido que puede marcar con manchas fluorescentes donde hubo sangre) y que se levantaron pelos en cercanías del baño donde fue hallado el cadáver de Nisman.

"El procedimiento se extendió por unas cuatro horas y participaron, además de Arroyo Salgado, peritos de la Policía Federal, la fiscal Viviana Fein, la madre del fiscal, Sara Garfunkel, el decano del Cuerpo Médico Forense Roberto Luis María Godoy y efectivos de la División Fotografía de la Policía Federal.

Daniel Salcedo y Osvaldo Raffo, los peritos designados por Arroyo Salgado, recorrieron el departamento en el que apareció muerto Nisman y aseguraron que encontraron "nuevos elementos" probatorios.

"Encontramos algunas evidencias que no habían sido tenidas en cuenta. Hay elementos nuevos que no podemos socializar aún. Hay evidencia física que se ha levantado para mandar a los laboratorios para ver de quién se trata, a quién pertenece y cuál es la data. Y en función de esta evidencia se verá cuál es el mecanismo de producción", sostuvo Salcedo.

El perito anticipó que en la inspección de ayer por "primera vez que se hacen estas pruebas..., no lo habrán considerado necesario" las otras veces, se interrogó .

"Lo que se hizo hoy (por ayer) fue una inspección ocular, un reconocimiento de un lugar que no conocíamos. Trabajamos con distintos reactivos, luces forenses, luminol (que busca rastros de sangre) y se realizaron fotografías, filmaciones y nuevos planos", apuntó Salcedo.

La inspección fue autorizada por la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini (a cargo de la causa), haciendo lugar a un pedido de Arroyo Salgado y también de Fein, aunque había advertido que "si bien el departamento en cuestión a la fecha permanece franjado, dista ya de ser el escenario que fuera advertido por la prevención".

De la pericia de ayer también participan los especialistas que realizaron la primera inspección ocular, lo que incluyó a la Unidad Criminalística Móvil, Laboratorio Químico, ambas de la Policía Federal, además de integrantes del Area Criminalística de la Policía Metropolitana.

Concluyó pericia clave

Los resultados definitivos del peritaje de barrido electrónico realizado por especialistas del Cuerpo de Investigaciones Fiscal (CIF) de Salta fueron remitidos ayer a la Fiscalía a cargo de Viviana Fein.

El jefe del departamento Técnico Científico, ingeniero Pedro Villagrán, que supervisó el estudio, explicó que “las muestras de ambas manos fueron sometidas al análisis del microscopio electrónico de barrido del CIF, equipo que realizó el examen a partir de los patrones científicos exigidos para la detección de residuos de disparo”.

Concluido el análisis, la lectura del barrido fue analizada por el perito del CIF, Villagrán y José Luis Manzano, designado por la fiscal Fein para la realización del peritaje.

Los resultados fueron plasmados en un informe preliminar que fue entregado a la Fiscalía con carácter confidencial, por lo que se desconoce si en las manos del fiscal había restos de pólvora.

Comentarios