Policiales
Sábado 19 de Diciembre de 2015

Hallaron restos del helicóptero en el dique Potrerillos

A poco de iniciarse el rescate, desde un bote de bomberos alertaron de que un grampín enganchó un trozo metálico. La nave será sacada hoy con la utilización de bolsones inflables que serán sumergidos a 60 metros.

Catherina Gibilaro / gibilaro.catherina@diariouno.net.ar
  Tras varios días de intensa búsqueda de personal de la Marina, Bomberos Voluntarios de Luján y de Capital, fueron encontrados en el fondo del dique Potrerillos hierros retorcidos que pertenecen al helicóptero Bell siniestrado el sábado pasado mientras sobrevolaba el espejo de agua para realizar un reality para la cadena norteamericana MTV. Autoridades indicaron que la nave será sacada hoy del interior del lago.
En el desgraciado accidente murieron el piloto Carlos Zarlenga (68) y el técnico y piloto Luis Barrera (30), ambos oriundos de Buenos Aires. Desde la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza se informó que queda vedada la navegación total en el dique Potrerillos, debido a los trabajos de búsquedas y rescate que se están realizando donde cayó la máquina luego del accidente ocurrido el fin de semana pasado.
Frente a la dificultad por falta de medios adecuados en la provincia, el juez federal Marcelo Garnica –el caso está en la órbita de la Justicia federal– solicitó la colaboración de personal especializado de la Armada, que sí cuenta con equipos idóneos para rastrillar el lago.
De acuerdo con la información proporcionada por personal de Bomberos Voluntarios de Luján, trabajaron incesantemente con los otros rescatistas 12 horas por día. El próximo paso será colocar bolsones especiales debajo de los elementos para traer la nave a la superficie.
La búsqueda se centra principalmente en hallar los cuerpos de Zarlenga y Barrera. Según trascendió, quien localizó el objeto metálico que está a una profundidad de 60 metros fue un  grampín (anzuelo de tres puntas gigantes) de los gomones de Bomberos de Luján. Una cámara sumergible facilitada por un colaborador permitió visualizar hierros retorcidos que pertenecen al helicóptero. No se sabe de cuáles de las partes de la máquina podrían ser.
Lo que sí quedó claro para el personal que está trabajando en el lugar  –unas treinta personas– es que el hallazgo se produce justo en el medio del lago, lugar este que fue indicado por testigos presenciales en el momento de la caída del helicóptero y por una cámara que muestra la precipitación de la aeronave ese fatídico 12 de las 8.
Ahora la tarea más ardua será la de levantar los restos, que pueden ser livianos o pesados, y para ello  se implementarán maniobras de los buzos tendientes  a izar esa estructura. Esta tarea, a decir del capitán de navío Enrique Balbi, “no será fácil”.
Ahora hay un grampín que tiene enganchada la pieza encontrada. Falta otro que sería colocado hoy para que a cada uno se le enganchen globos que se inflarán con aire comprimido para tratar de sacarlo del fondo. “Una vez que esto se logre         –explicó el jefe naval– será llevado a la orilla y entregado a la Junta Nacional de Accidentes Aéreos. Obviamente todo esto será comunicado al juez federal Garnica, titular del Juzgado Federal  Nº3 de Mendoza”.

Comentarios