Más noticias
Lunes 05 de Diciembre de 2011

Hallaron un planeta fuera del Sistema Solar que podría ser habitable y tener agua

Kepler-22b tiene aproximadamente 2,4 veces el radio de la Tierra. Los científicos aún no saben si tiene una composición predominantemente rocosa, gaseosa o líquida, pero su descubrimiento es un paso más cerca de encontrar planetas como la Tierra.

El observatorio espacial Kepler encontró en el sistema planetario Kepler-22, a 600 años luz, el primer planeta situado en la llamada "zona habitable", un área en la que puede haber agua líquida, anunció hoy la NASA en una rueda de prensa.

Los científicos del Centro de Investigación Ames de la NASA anunciaron además que Kepler identificó 1.000 nuevos "candidatos" a planeta, diez de los cuales tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan en la zona habitable de sus estrella anfitriona. Los candidatos requieren observaciones de seguimiento para verificar que son planetas reales.

El planeta recién confirmado, Kepler-22b, es el más pequeño encontrado hasta ahora orbitando en el centro de la zona habitable de una estrella similar al Sol. El planeta tiene aproximadamente 2,4 veces el radio de la Tierra. Los científicos aún no saben si Kepler-22b tiene una composición predominantemente rocosa, gaseosa o líquida, pero su descubrimiento es un paso más cerca de encontrar planetas como la Tierra.

Investigaciones previas sugerían la existencia de planetas cercanos al tamaño de la Tierra en zonas habitables, pero la confirmación clara resultó difícil de alcanzar. Otros dos planetas pequeños orbitando estrellas más pequeñas y frías que el Sol fueron detectados recientemente en los bordes de la zona habitable, con órbitas más parecidas a las de Venus y Marte.

"Este es un importante hito en el camino para encontrar un gemelo de la Tierra", dijo Douglas Hudgins, científico del programa Kepler de la NASA en Washington. Kepler descubre planetas y planetas candidatos mediante la medición de las caídas en el brillo de más de 150.000 estrellas debido a planetas que se cruzan por delante. Kepler requiere por lo menos tres tránsitos para verificar una señal de un planeta. "La fortuna nos sonrió con la detección de este planeta", dijo William Borucki, investigador principal de Kepler del Ames Research Center de la NASA, quien dirigió el equipo que descubrió Kepler-22b.

Fuente: ABC.es

Comentarios