San Rafael
Jueves 21 de Abril de 2016

Hay 33 policías y penitenciarios del Sur investigados por mala conducta o delitos

Lo informaron los miembros de la Inspección General de Seguridad, el ente que controla a los uniformados. Preocupa los casos por violencia de género y las pérdidas de armas. Explicaron cómo denunciar y dónde.

Los miembros de la Inspección General de Seguridad (IGS) visitaron San Rafael para difundir la tarea que desarrolla este organismo que controla la conducta de policías y penitenciarios. En ese marco informaron que actualmente tienen 33 investigaciones abiertas a uniformados del Sur mendocino por diferentes denuncias.
“En total hay 2500 casos en investigación en toda la provincia, aproximadamente un 80% de policías y 20% de agentes penitenciarios. Hoy en la delegación Sur tenemos 33 sumarios, que datan de 2014 a 2016”, indicó Marcelo Puertas, presidente de la IGS, acompañado de los directores vocales Ricardo Batiz y Carlos Palma.
El funcionario dijo que generalmente intentan que la investigación no supere los tres meses. Con la denuncia se inicia una etapa de recolección de pruebas y tras esto se abre un sumario al acusado. Si está relacionado a un delito, también se eleva a la Justicia.
Reveló que “lamentablemente los casos que se dan con mayor asiduidad son de violencia intrafamiliar”.
Puertas explicó que aunque no esté cumpliendo funciones específicas de policía o penitenciario, un acto de violencia de género o abuso sexual de un uniformado también es investigado por este organismo.
Además, la IGS puede pedir a la Justicia la prohibición de acercamiento aunque el caso no haya sido judicializado.
Sospechan venta de armas y chalecos policiales
El presidente de la Inspección General de Seguridad reveló que “también estamos viendo muchos casos de pérdida en forma reiterada de armas y chalecos antibalas provistos por la fuerza”.
Consideró que “la primera vez puede ser fruto de la inseguridad, pero la segunda o tercera ocasión en que le roban el arma en la casa ya es sospechoso y más siendo un policía. O la vivienda es muy insegura o alguien está traficando el arma. Lo mínimo que puede hacer es dejarla en la dependencia donde trabaja”.
Explicó que “después de una segunda pérdida son sancionados por culpa y si hay una tercera vez ya hay dolo porque no ha tomado las precauciones necesarias”.
Las sanciones
La IGS puede tomar tres tipos de medidas: suspensión del uniformado hasta 60 días, cesantía y exoneración.
Un policía o guardiacárcel cesanteado no puede volver a la institución, pero puede ingresar a la administración pública después de cinco años, pero un exonerado ni siquiera puede cumplir funciones en la administración pública, aunque para dictarle la exoneración le debe pesar en contra una condena firma de la Justicia.
Cómo y dónde denunciar
Las denuncias se pueden hacer con nombre y apellido o en forma anónima. Y se reciben personalmente en la delegación local de la IGS, en calle Bombal 225 de San Rafael (a cargo del comisario Luis Alcaíno), por teléfono o en la página web (www.igs.mendoza.gov.ar/). La Inspección también puede actuar de oficio.

Comentarios