Zona sur
Lunes 11 de Abril de 2016

Hay más pruebas por el robo a la Oil en Alvear

Causa. Investigaciones realizó nuevos allanamientos y la evidencia encontrada complica aún más a los procesados por el atraco a la estación de servicio a fines de 2014.

Pasó un año y cuatro meses del robo a la estación de servicio Oil y la causa está por llegar a juicio, pero desde la Justicia aún continúan recabando pruebas que consideran vitales para apuntalar el caso contra las dos personas que están procesadas: por un lado Juan José Chávez, señalado como autor material del hecho, y Franco Contreras, el policía que cumplía funciones en Inteligencia Criminal, apuntado como partícipe necesario.
Entre las medidas que ordenó la Fiscalía de Instrucción se realizaron allanamientos en Bowen y de la evidencia recogida, además de apuntar contra los procesados, podría surgir un nuevo cómplice.
“En un mes la causa podría estar completa y se elevaría a juicio, pero hacen falta todavía algunas pruebas más que son relevantes y es lo que se está haciendo por estos días”, reveló una alta fuente judicial en Alvear.
A principios de semana la División Investigaciones allanó una vivienda en el barrio Municipal en el distrito del este alvearense y secuestró más teléfonos celulares y documentación de un automóvil.
Parecen nimiedades pero cuando comenzaron a cruzar los datos, el resultado apuntó nuevamente contra Chávez y Contreras.
Los celulares son importantes porque gran parte del caso comenzó a desenmarañarse a partir de una simple llamada telefónica. La noche del robo, uno de los ladrones recibió un llamado al celular y quedó filmado por las cámaras de seguridad de la estación de servicio.
A partir de ese hecho, los registros de las compañías de telefonía celular condujeron a la Policía hasta José Chávez en San Luis. Y los nuevos aparatos incautados en el allanamiento en Bowen suman más pruebas que lo complican, al igual que a Contreras.
En el caso de la documentación vehicular, los investigadores están convencidos que dieron finalmente con el Renault Megane en que vieron al policía la noche del robo y curiosamente desapareció de la faz de la  tierra.  
Además,los últimos procedimientos llevados a cabo por la Unidad Investigativa de Alvear podrían abrir la puerta para que una persona más quede involucrada en la causa, en este caso sería como colaborador.
Datos del caso
El 24 de noviembre de 2014 a la madrugada dos ladrones se filtraron en las oficinas de la estación de servicio Oil y sacaron la caja fuerte con $100.000. Cuando huían la policía los descubrió, abandonaron la caja de seguridad y escaparon entre las fincas. Un año después la policía dio con uno de ellos, Chávez.
En el caso de Franco Contreras, los primeros que lo implican fueron policías. Fue llamativo que estuviera en el lugar y además que diera indicaciones erróneas a sus colegas cuando estaban en plena persecución de los delincuentes. Más tarde descubrieron que el GPS de la radio que llevaba Contreras lo ubicó en las cercanías y testigos describieron el Renault Megane en que él circulaba.
Sin novedad
Por ahora sigue figurando como NN el segundo autor material del robo a la estación de servicio. Está el rostro filmado pero no se conoce su nombre.
Cerca
En 2015 el juez de Instrucción cerró la etapa investigativa y pidió la elevación a juicio pero la fiscal quiso recabar más pruebas y recién para mayo se concluiría esa parte del proceso.
Por Gonzalo Villatoro

Comentarios