Policiales
Lunes 31 de Agosto de 2015

Hay siete imputados por el asesinato en la cárcel

Instrucción. Está complicado determinar el móvil que llevó a varios presos a cometer el homicidio de Berón. Este lunes serán citados los padres de la víctima, que sostienen otra versión de los hechos.

El 11 de agosto pasadas las 18.30, a sólo media hora del cierre definitivo de las celdas, un grupo de siete internos ingresó a uno de los calabozos donde estaban Elvio Leandro Berón Rosales (32), Jonathan Betancourt y un hombre cuya identidad no trascendió. Allí, tras poner una frazada sobre los barrotes  para tapar la visión del resto de los internos, los agresores le sugirieron al hombre que se fuera y atacaron con elementos punzo cortantes a Berón y a Betancourt.
Berón se llevó la peor parte con un  puntazo a la altura del corazón y en estado gravísimo fue trasladado al Schestakow, donde falleció. En tanto que Betancourt, que purga una condena por drogas, recibió golpes en la cabeza y en otras partes del cuerpo que obligaron a su traslado al mismo nosocomio.
Conocido el hecho, el titular del Segundo Juzgado de Instrucción, Pablo Peñasco, y personal de Investigaciones, se constituyó en ese pabellón donde conviven 56 presos de los cuáles cuatro, por motivos que se desconocen, no estaban en ese lugar.
En este escenario del ataque inesperado y violento que sufrieron Betancourt y Berón comenzaron las primeras indagatorias, que luego siguieron por espacio de dos semanas en el juzgado.
Como resultado de los testimonios  recogidos, el magistrado resolvió imputar a siete internos por el homicidio agravado de Berón y el ataque artero contra Betancourt. Entre ellos se encuentra un hombre apodado Chino, que  en principio junto a otros dos sería el cabecilla del grupo  agresor.
Son varias las hipótesis que se manejan para determinar las causas del ataque, aunque por ahora no hay nada firme. Cabe recordar que el reo asesinado era hijo de un testigo del juicio por delitos de lesa humanidad en la dictadura lque se hizo en San Rafael.  Es que Juan Carlos Berón, padre de Elvio, testimonió en el debate en que luego cuatro represores fueron condenados a prisión.
Testimonio
En este sentido, Berón padre y su esposa fueron citados este lunes por el juez para incorporar su testimonio al expediente, que ya tiene más de 400 fojas.
En este terreno, la investigación está más orientada a determinar si detrás está el negocio de la droga y la vinculación con Betancourt, que por ahora está alojado en la Unidad de Investigaciones hasta que el magistrado decida lo contrario. En principio se sospecha que existiría una rivalidad entre dos grupos por el control y el liderazgo de este negocio en el interior del penal.
Lo cierto es que la instrucción del hecho es lenta porque muchos de los reos se han negado, por miedo a alguna represalia, a testimoniar y otros aportaron muy poca información.
En el lugar además se encontraron varias varas de hierro con punta que habrían sido utilizadas durante el ataque y que forman ahora parte de la prueba que se incorporó al expediente judicial.
No hay indicios que  vinculen a Berón con la hipótesis de la droga y por eso es aún un misterio el motivo del  brutal ataque que terminó con su  vida a poco tiempo de recuperar la libertad.
Tampoco se pudo determinar si la intención primaria era matar a uno de los internos o amedrentarlos.
Hacinamiento
Como en todo el resto de la penitenciaria de avenida Mitre y La Pampa, el pabellón 11 presenta condiciones insalubres para alojar a los internos.
Se trata de un pequeño espacio dividido por un pasillo donde conviven en unas pocas celdas más de 52 personas privadas de su libertad.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios