Más noticias
Viernes 09 de Septiembre de 2011

Hebe lo trato de traidor

La titular de la agrupación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, respondió este jueves a la grave denuncia que lanzó en su contra el ex apoderado de esa entidad Sergio Schoklender, a quien acusó nuevamente de "traidor".

Bonafini rechazó de plano las imputaciones acerca de que ella tiene cuentas en el exterior, como así también que haya financiado campañas del kirchnerismo con los fondos que el Estado le enviaba.

"Schoklender no merece que le conteste nada", enfatizó la titular de las Madres de Plaza de Mayo, quien admitió que el oficialismo "a veces" les "encargaba afiches", pero aseguró: "Nosotros no le financiábamos la campaña".

En declaraciones radiales, la dirigente del organismo de defensa de los Derechos Humanos aclaró que la organización que encabeza tuvo cuentas abiertas en bancos del exterior, pero explicó que lo hicieron porque las Madres reciben "muchos premios entonces nos hacían los depósitos en esas cajas".

"Nosotras mantuvimos muchas de nuestra obras con el aporte de organizaciones internacionales. Había mucha plata que venía de Canarias para pagar el alquiler de la Universidad", explicó.

Además, Bonafini expresó la "confianza" que tiene en el juez federal Norberto Oyarbide, quien lleva adelante la investigación por los supuestos hechos de corrupción en el manejo de los fondos para construir viviendas sociales.

En ese sentido, la titular de Madres de Plaza de Mayo puso de relieve que Oyarbide "hace las cosas bien".

"Ahora se nombra a Pablo y Sergio pero hay muchos traidores", aclaró, al ser consultada sobre su opinión frente a la embestida que lanzó el ex apoderado de la asociación, al tiempo que negó haber viajado en los aviones que se investiga si fueron comprados por Schoklender.

En ese sentido, aseguró: "creí que el avión se alquilaba, yo no tengo ni bicicleta".

Schoklender es investigado por supuestas irregularidades en el manejo de los fondos que el Estado le giraba a Madres de Plaza de Mayo para financiar la construcción de viviendas.

El ex apoderado de la entidad presentó un escrito en el que señala que Bonafini tendría cuentas a su nombre en la Caja de Asturias y España, y que existirían comprobantes bancarios por unos 2 millones de euros.

Ante esta información, el juez Oyarbide ya mandó a España, mediante Cancillería, un exhorto para solicitar información sobre la cuenta bancaria que denuncio Schoklender.


FUENTE: Noticias Argentinas
 

Comentarios