Economía
Domingo 04 de Diciembre de 2011

Helados artesanales con historia

Luego de dedicarse a la agricultura, en 1972 Domingo Cañadas creó una firma que más tarde se llamó Magic Top. Sus descendientes siguieron sus pasos con la empresa Plaza Basti 

En 1972, Domingo Cañadas llegó a San Rafael desde Real del Padre, donde trabajaba como agricultor.

Así comenzó su actividad como concesionario de Helados Bamby, en aquel tiempo perteneciente a la familia Franchetti. Se fue formando progresivamente una gran y hermosa clientela.

En el año 1981 Cañadas se independizó y empezó a fabricar su propio helado artesanal con el nombre de Helados Bambino, desarrollando esta actividad en conjunto con toda su familia.

Años más tarde pasó a llamarse Magic Top, ubicándose sobre avenida Mitre al 202, en un moderno y funcional local que perdura hasta el presente.

Creadores de gustos

La empresa creció siendo los creadores de un lugar con alta fidelidad de sus clientes y con su historia a cuestas.

Además, dicen sus hacedores, sienten el orgullo de haber hecho algo que a la gente le agrada y sobre todo conservando la calidad.

Crecimiento

En el año 2001 se tomó la decisión de poner otro local y Gustavo Javier Cañadas, el hijo mayor, y su esposa, Daniela, inauguraron Plaza Basti, ubicado en la esquina de Hipólito Yrigoyen y José Néstor Lencinas. A la heladería le agregaron una cafetería y un salón de té.

Allí se brinda la calidad de siempre de los mismos helados artesanales, genuinos y naturales.

De esta forma, con una historia familiar y empresarial que se extiende en el tiempo, la firma sigue destacándose.

Domingo Cañadas es un ejemplo de coherencia, de esfuerzo y de alegría por dar un excelente producto a toda su clientela.
 

Comentarios