Espectáculos
Lunes 19 de Septiembre de 2011

Hicieron llorar a Glenn Close en la entrega de un premio

Glenn Close ha ganado los premios Tony, Emmy, Globo de Oro y ha sido nominada en cinco ocasiones a los Oscar. Pero en San Sebastián es donde la diva no pudo más y soltó lágrimas al recibir el primer galardón que reconoce toda su carrera, un "honor" que agradeció, visiblemente emocionada, con una reivindicación del amor entre los seres humanos.

El Premio Donostia del Festival de Cine de San Sebastián se lo entregó el realizador colombiano Rodrigo García, director de su última película, Albert Nobbs.

El público dedicó un largo aplauso a la actriz estadounidense, elegantísima con un vestido color visón y una estola negra sobre los hombros descubiertos, que regresa al Festival donostiarra 20 años después.

Lo hizo en 1991, cuando presentó Cita con Venus, de Itzván Szabó, y debía haber venido en 2011, pero canceló su visita, al igual que otros de sus compatriotas, tras los atentados del 11-S.

Antes de su salida al escenario, los espectadores vieron un resumen de la filmografía de la actriz, que comenzaba y acababa con imágenes del gran papel de su carrera, el de la marquesa de Merteuil de Las amistades peligrosas.

Después, Rodrigo García, a quien también dirigió en Cosas que diría solo con mirarla y Nueve vidas, ha hablado de la pasión de Close por su trabajo y de su perfeccionismo "fértil, colaborador e incluyente".

El hijo de Gabriel García Márquez aseguró que la nueva Premio Donostia afronta cada proyecto como si fuera el primero, que lo hace con la humildad del que tiene mucho que aprender y que en esta última película ha sido la fan número uno de los jóvenes actores que la han acompañado.

La diva habló de sus equipos

Como para refrendar lo dicho por Rodrigo García, Glenn Close habló del cine como el resultado de un trabajo conjunto, en el que ha incluido a cámaras a peluqueros y maquilladores. Ha defendido la necesidad de amor y de la conexión entre las personas porque, según ha recalcado, "el odio es enormemente destructivo".

Ha prometido seguir escribiendo y compartiendo personajes con el público, entre el que esta noche en el Kursaal se encontraba su hija, de quien ha dicho que es "un privilegio ser su madre".

Glenn Close se suma así a una lista de galardonados con el Premio Donostia, de la que forman parte, entre otros muchos, Bette Davis, Robert Mitchum, Robert de Niro, Richard Gere, Antonio Banderas, Francisco Rabal, Fernando Fernán Gómez y Julia Roberts, que lo recibió el año pasado.

Comentarios